Boletín

Lo nunca visto: Un bar cobra un suplemento de diez euros a uno de sus clientes "por tocar los cojones”

Se trataba de una broma iniciada por la camarera de una taberna de Bermeo

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19:09

Un grupo de amigos se reunió hace unos días, como cada jueves, para comer en la taberna Eguzki, en la localidad vizcaína de Bermeo. La cuenta rondó los doce euros por las bebidas. Lo curioso vino después, cuando además de cobrarles lo  consumido, se encontraron con el siguiente suplemento en el ticket: "10 euros por tocar los cojones".  Así figura en la cuenta que se ha hecho viral en las redes sociales.

Pero tiene una explicación. Se trataba de una broma ideada por la camarera del bar, Anka. Y es que se tratan de clientes con los que hay confianza. El afectado por la factura pagó la 'multa' sin rechistar y reconoce que seguirá yendo a este bar "aún a riesgo de encontrarse con este tipo de suplementos".

El dueño de la taberna, Fernando, ha explicado en ‘La Tarde’ que el suplemento se le impuso a uno de los clientes, al ser muy escandaloso a la hora de hablar: “Siempre le estamos vacilando con ese tema, y se nos ocurrió ponerle esos diez euros de más. Yo creo que a la larga sale barato”, afirma entre risas

Fernando ha asegurado que no será un plus habitual, “ya que de lo contrario dejaría de tener gracias. La broma la ha encajado bien. De hecho fue el primero que empezó a sacar fotos como un niño pequeño y lo ha mandado a todo el mundo. Yo creo que después de esto seguirá comportándose igual, no creo que haya aprendido la lección.” Y aunque Anka está un poco agobiada por la llamada de los medios de comunicación para ahondar en esta anécdota, lo cierto es que Fernando reconoce que le ha venido muy bien para promocionar su taberna, Eguzki.

Lo más