COPE

Los perros, los acompañantes de niños que deben testificar por casos de violencia: "En cuanto lo ven, sonríen"

La copresentadora de 'La Tarde', Pilar Cisneros, ha comprobado en primera persona cómo trabajan estos perros de apoyo que sirven para acompañar a los menores

Vídeo

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:30

Cuba y Erika. A priori podría tratarse de dos nombres poco comunes, pero que hacen referencia a una persona. Nada más lejos de la realidad. Cuba y Erika son dos perras que se pasean con total normalidad por los juzgados de violencia de género de Madrid. ¿Es posible? ¿Cuál es el motivo?

La realidad es que Cuba y Erika actúan como perras de apoyo para los niños de entre 3 y 14 años que deben acudir allí, ya sea como víctimas o como testigos, y deben enfrentarse al miedo, al temor y la ansiedad de enfrentarse a una situación de estas características. Por ese motivo, la Oficina de Asistencia a Víctimas del Delito de Madrid, que están dentro del Juzgado de Violencia contra la Mujer, ha puesto en marcha este proyecto.

Para conocer de cerca esta dinámica, la copresentadora de 'La Tarde', Pilar Cisneros, ha querido comprobar en primera persona cómo trabajan estos perros de apoyo. Para ello, se ha trasladado hasta una de las salas del Juzgado. A priori, se trata de una sala amigable, con juguetes, iluminada y colorida, preparada para que estos niños se sientan cómodos. En la sala también está Cuba, una perra labrador de color chocolate.

Pilar Cisneros ha hablado con Vanessa Carral, psicóloga y directora del proyecto Dogtor Animal, quien ha asegurado ante los micrófonos de 'La Tarde' que la sala tiene una dinámica amigable para que los menores que acuden a testificar "se sientan más tranquilos y a gusto". Ese es, por lo tanto, el objetivo: "Que se sientan en un espacio amigable para menores, adaptado a menores".

Los perros, los acompañantes de niños que deben testificar por casos de violencia: En cuanto lo ven, sonríen


¿Cuál es el papel de Cuba? Tal y como ha explicado la directora del proyecto, los menores que acuden a testificar lo hacen solos, sin que nadie pueda acompañarlos. "Cuba lo que hace es decir: "No vas a estar solo y te voy a apoyar". Ese colchón emocional que tienen los menores que tienen que justificar", ha subrayado.

Carral también ha contado que las perras son muy felices con los niños. "Buscamos esa bidireccionalidad, que ellos también disfruten", ha contado. "Los niños llegan muy tensos, se les ve el rictus de la cara. Algunos vienen incluso a punto de llorar, en cuanto ven al perro se relajan y sonríen, se olvidan del entorno y podemos desfocalizar esa ansiedad", ha agregado. De hecho, la directora de es te proyecto ha llegado incluso a desvelar que hay niños que se sienten más cómodos con los perros: "Le levantan la orejita y se lo cuentan a los perros antes que al personal judicial".

José Luis Guzmán es diplomado en Trabajo Social y asistente en las pruebas preconstituidas en la Cámara Gesell, nombre que recibe la sala, y ha asegurado en COPE que la sencillez de esta sala es para que los niños puedan "contar esas historias", pero siempre en un ambiente seguro.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Mañana Fin de Semana

Con Antonio Herraiz

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Antonio Herraiz

Escuchar