Más directos

Domingo estaba a 500 metros cuando explosionó la petroquímica de La Canonja

'La Tarde' ha hablado Domingo Sánchez, trabajador de la fabrica durante 40 años y Sergio, primera víctima de la explosión 

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 20:05

Domingo Sánchez trabajó durante 40 años en la petroquímina de La Canonja (Tarragona). Una fábrica que "tiene infinitas medidas de seguridad y estoy seguro de que la mayoría se cumplían", explicó Domingo en 'La Tarde'. Cuando sucedió la explosión, Domingo estaba a 500 metros en su coche pero en el lado contrario al que se dirigían la combustión. “El coche se movió como una hoja de papel, yo estaba parado en el semáforo del cruce de La Canonja e identifiqué más o menos donde se había producido porque yo llevaba trabajando mucho tiempo allí. Me dirigí dentro de la población para alejarme y llegar a casa en Torreforta”.

Domingo, por la dirección de las llamas, sabía que era en la petroquímica que había trabajo. Al poco tiempo lo comprobó cuando empezó a recibir Whatsapps de sus compañeros de trabajo que confirmaron que era allí.

El hijo de Domingo también trabaja en La Canonja pero está de baja por una tendiditis. Si hubiera trabajado tendría que haber entrado a las 10 de la noche.

Sergio, la primera víctima de la explosión que falleció porque una chapa de hierro salió volando, entró por la ventana del piso de arriba y terminó derrumbando el tejado de la casa, que causó su muerte. Domingo también conocía a Sergio porque vivía en la misma calle pero en portales diferentes. 

Olivia Ruzafa, empleada de una empresa de alquiler de furgonetas. Estaba trabajando cuando ocurrió la explosión. "Salimos a la calle y vimos la llamarada de fuego y algo que pasaba por encima con un ruido como de helice. Fue todo muy impactante. Veíamos tan cerca que pensabamos que era un campo que era al lado. Parecía de de película". Hoy la gente habla en la calle de dónde estaban en ese momento. 

Lo más