De Haro: "Sánchez identifica su legitimidad como presidente con su legitimidad para hacer cualquier cosa"

El presentador de 'La Tarde de COPE' analiza la actualidad política internacional y nacional

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:35

Audio

 

La afiliación sindical en España ha caído a su nivel más bajo en 30 años. Curioso porque la contrareforma laboral que plantea el nuevo Gobierno en realidad le da más poder a los sincidatos. No solo pasa en España, pasa en todo Occidente, en un mundo cada vez más desigual, en plena transformación digital, con la aparición de nuevas formas de trabajo, los trabajadores, sobre todos los más jóvenes, no se sienten representados por los sindicatos tradicionales.

Hoy hemos tenido paseíllo en Moncloa, cada uno de los 22 ministros ha posado en solitario con su cartera antes de la reunión de un Consejo superpoblado. El vicepresidente compañero Iglesias ha recuperado los vaqueros y ha posado con las piernas abiertas, los memes que corren por las redes sociales le comparan a un pistolero en la barra del Saloon, a Spiderman o al SuperAgente86. Y, como Sánchez tiene que inaugurar en todo lo que hace una nueva era, la era en la que las mujeres hablan, la era en la que El Gobienro trabaja toda la semana, ha decidido cambiar los Consejos de Ministros a los martes. Esto debe ser cosa del gurú electoral Iván Redondo que no sólo permanece como jefe de gabinete, además amplía sus funciones. Bien, visto lo de los Consejo de Ministros los Martes podría haber sido peor. Podría haberlos puesto el domingo como Israel, para evitar la consgfesionalidad del Estado se le podrñia haber ocurrido que antes de la era cristiana el primer día de la semana era el domingo.

Sánchez ha dado su primera rueda de prensa en un mes y claro, le han preguntado por la ministra número 23, la ministra para las buenas relaciones con los que quieren romper España, la nueva fiscal general del Estado, Dolores Delgado. Y Sánchez ha dato un triple salto mortal, ha asegurado que el PP y las asociaciones de fiscales critican el nombramiento de Lola Delgado porque bloquean todo, bloquean la justicia y bloquean el mundo.

Audio

 

Sánchez ha evitado dar explicaciones de porque ha puesto como fiscal general del Estado a alguien que ha sido diputada del PSOE, ministra hasta ayer, para garantizarse que contenta a los independentistas. Y para no dar explicaciones ha recurrido a eso tan manido de hacer opisición de la oposición. Y ha acabdo su razonamiento acusando al PP de no reconocer el resultado electoral.

Audio

 

Sánchez argumenta, por decirlo de algún modo, que criticar su nombramiento de una fiscal general del Estado no independiente es cuestionar su legitimidad. El argumento que utiliza Sánchez es profundamente antidemocrático. Reconocer su legitimidad como presidente del Gobierno no significa considerar bueno todo lo que hace. El ser y el hacer son dos cosas distintas en democracia. De hecho la democracia se basa en la distinción entre el ser y el hacer. Porque le reconocemos como legitimo presidente de un Gobierno democrático y no como monarca absoluto, criticamos que lo que ha hecho: nombrar a una fiscal general del Estado que va a actuar a su dictado.

Lo más