COPE

Fernando de Haro: "Con ómicron hemos cambiado de estrategia: ahora se trata de convivir con el virus"

El copresentador de 'La Tarde', Fernando de Haro, aborda en su monólogo de este lunes la situación de la pandemia de covid-19 en España

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:13

Audio

'La Tarde' está hoy en un colegio y Pilar Cisneros en un centro de Atención Primaria. Para saber y contarte cómo está siendo la vuelta de las Navidades en plena sexta ola, la ola de ómicron. Volvemos de Navidades con más de 500.000 personas de baja y Pilar nos va a hacer llegar el sonido en la Atención Primaria. Muchos médicos dedican en este momento entre el 30 o el 40 por ciento de su tiempo a dar de baja y de alta. Seguro que hay otro modo de hacerlo, siempre que hay un imprevisto: las administraciones españolas no tienen capacidad de reacción.

Este es el sonido del patio del Colegio Stella Maris. Ocho millones de niños han vuelto hoy a sus colegios. La jornada escolar parece normal aquí. Pero he querido venir a este colegio porque antes de la Navidad aquí sucedió lo que puede ocurrir en otros colegios. En este colegio, por causa de la covid-19, tuvieron a la mitad de los alumnos en cuarentena, la mitad de los alumnos y también a varios profesores. Tuvieron que contratar algunos profesores de refuerzo y algunos padres se quejaban porque teletrabajar con los chicos en casa era imposible. El director está encantado con que se hayan flexibilizado las normas para cuarentena, se recomienda para todo España solo la cuarentena para aquellas clases en las que haya cinco contagiados.

La nueva normativa no tiene en cuenta razones virológicas, sino razones de sanidad mental, educativas, las familias no pueden tener a los niños en casa. Pero esta normativa o recomendación para los colegios contradice la normativa que hay fuera de los colegios. Belén Giménez, coordinadora covid.

Unas normas para dentro de los colegios y otras normas para fuera de los colegios. Está claro que con ómicron hemos cambiado de estrategia: ahora se trata de convivir con el virus. Pero convivamos con unas reglas claras y comunes. Y, si es posible, con unos test más baratos, en Europa valen un 300 por ciento menos, ahora dice Sánchez que va a hacer algo.

Pendientes de los colegios, de los centros de Atención Primaria y del culebrón Djokovic. A estas horas ya sabes que un juez ha ordenado su puesta en libertad. El que un juez australiano haya dado la razón a los abogados de Djokovic para recuperar el visado no significa que Djokovic tenga razón en una cuestión esencial. Según la interpretación que hace un juez del derecho australiano, el departamento de inmigración no lleva razón al retirarle el visado.

Pero lo que no dice el juez, porque no puede decirlo, es que las moléculas en el agua reaccionan a nuestras emociones y que las vacunas son malas. Esas son las cosas en las que cree Djokovic. Djokovic puede creer en la reencarnación de las abejas y eso no le convierte en un héroe de las libertades. No todas las opiniones merecen la misma consideración, hay algunas infundadas y otras estúpidas. La libertad de creer es una libertad fundamental pero también tiene límites, si uno cree algo y actúa de modo que hace daño a otros, hay que limitar su libertad.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2