Boletín

Audio

De Haro a las 17h: "A nadie le viene bien el enfrentamiento entre EE.UU y China"

El presentador de La Tarde analiza la guerra comercial entre las dos principales potencias mundiales.

Fernando de Haro

'La Tarde'

Madrid

Tiempo de lectura: 2Actualizado17:40

"Cuando parecía que la guerra comercial entre Estados Unidos y China iba camino de resolverse, las dos potencias se han enzarzado en una nueva escalada. China ha elevado sus aranceles de una serie de productos estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares. Es la represalia por el incremento de los aranceles estadounidenses por valor de 200.000 millones.

Es muy interesante subrayar por qué hemos llegado hasta aquí. Trump, fiel a su estilo, agitó el conflicto para provocar una negociación. Pero cuando estaba todo casi encarrilado y China y Estados Unidos estaban a punto de firma la paz, Pekín rechazó el documento que le había llegado de Washington. Lo devolvió suprimiendo las cláusulas con las que la admnistración Trump quería salvaguardar la propiedad intelectual y no ser víctima de una transferencia de conocimiento tecnológico. Pekín lo consideró una cuestión de dignidad: está dispuesto a pagar una factura altura pero no a transformar sus modelo económico.

Trump dice que está encantado y defiende lo que ha hecho

A nadie le viene bien este enfrentamiento. China se ha preparado para el choque desde hace años extendiendo su presencia en el mundo, son ya 130 países los que están integrados en la Nueva Ruta de la Seda. Pero a largo plazo los efectos no serán buenos para una economía que en muchos aspectos ha tocado techo. China el crecimiento en China puede sorprender a la baja. Y China ha llegado a la conclusión de que tiene margen de maniobra para aguantar lo que cree que puede ser una guerra de desgaste prolongada. La desconfianza de Pekín es grande, y domina la percepción de que, al final, el objetivo de EE. UU. es impedir que este país se convierta en una gran potencia. No ha ayudado que esta semana las autoridades estadounidenses denegaran una licencia de operación a la principal compañía telefónica china —China Mobile Huawei

Estados Unidos, aunque vive un momento económico muy dulce, también va a verse afectado. La economía de Estados Unidos creció con solidez en el primer trimestre, en el mejor arranque de año desde 2015. El producto interior bruto se expandió a una tasa anualizada del 3,2%. Las solicitudes de subsidios por desempleo están al nivel más bajo en 50 año Subir los arenceles no reduce el déficit porque ese déficit no se reduce sino eleva su ahorro. Los aranceles son contraproducentes. El proteccionismo nunca es positivo a largo plazo. Y en una economía globalizada, el enfrentamiento entre las dos principales potencias, supone menos crecimiento para todos. Sufren, sobre todo, los más pobres".