Boletín

Profesor Sancha: "La gente debería conocer qué pagamos por la luz, igual que sabe el precio de los tomates"

El precio de la luz subirá un 4% en abril debido al impuesto a la generación de energía. 

Audio

En Abril el precio de la luz subirá un 4%.COPE.ES

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:11

En abril, esa factura solía desahogarse cuando el clima, el viento o las lluvias nos daban un respiro en la factura, generando energía eólica o hidráulica que sustituya a los métodos convencionales pero este año, parece que no va a ser así.. En Abril el precio de la luz subirá un 4%.

El motivo reside en algo llamado impuesto a la generación de energía,un impuesto que cobra el gobierno a las empresas eléctricas cuando estas hacen sus ofertas energéticas. En octubre de este año, se tomó la decisión de suprimir esta tasa a las compañías durante los 3 próximos meses, un impuesto, que incrementa un 7% la factura de la luz. Lo que pasa es que esta suspensión se hizo con fecha de caducidad (esos 3 meses de los que hablamos) y contando con un invierno que se supone que supliría ese impuesto en forma de energía eólica o hidráulica.

Sin embargo, pasado el invierno sin demasiadas lluvias ni vendavales y con las elecciones a la vuelta de la esquina, la eliminación del impuesto no se ha prorrogado y volverá a partir de abril.

Hablamos en 'La Noche de COPE' con José Luis Sancha, profesor y experto en mercado electrónico en la Universidad Comillas / Icai. “Este impuesto sube porque los generadores hacen que suban el precio de la oferta del mercado eléctrico y en consecuencia, la luz es más cara”.

“La situación política en España es tan complicada que no da muchas opciones”, explica Sancha. “Este impuesto se nos acaba cobrando a los ciudadanos porque los generadores lo repercuten en los precios”

Además, advierte que los próximos meses de marzo, abril o mayo “son los más baratos porque son meses de gran producción hidráulica. Se producen muchas lluvias y hay deshielo”. Por eso la oferta eléctrica es más barata y la demandan tampoco es alta, porque ya ha pasado el invierno y todavía no ha empezado la demanda de aire acondicionado del verano”. Algo que también comentaba la ministra para la transición ecológica, Teresa Ribera, apelando a la llegada del viento o de la lluvias para que esa subida no se note en el bolsillo.

“El consumidor tiene que hacer un esfuerzo por entender la factora, porque tampoco es tan complicado. Es difícil actuar si desconocemos las facturas. La gente debería conocer qué pagamos por un kilovatio de luz, igual que sabe el precio de un kilo de tomates", concluye el profesor.

Hablamos con Paloma Rodríguez, madre de seis hijos y en casa son ocho en total, que nos comenta su situación familiar con la luz. “Pagamos unos 250€ por la luz y tenemos que hacer una economía de equilibrista, porque hay que salir adelante y con esta subido tendremos que quitarnos cosas que ahora mismo tenemos”.