Boletín

Poli bueno, poli malo: claves para la educación

Pedro García Aguado da las claves para que los hijos no se aprovechen de las grietas 

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:19

Te voy a hacer una pregunta, ¿cuánto te pareces a tus padres? ¿No crees los padres somos el mejor espejo en el que pueden mirarse nuestros hijos?

Los más pequeños miran el mundo a través de nuestros ojos y nos toman como ejemplo, por eso una de las peores cosas que podemos hacer es mostrar que el padre y la madre están en desacuerdo delante de ellos. Una de las claves para su educación es que ambos progenitores remen en la misma dirección y sobre todo, en equipo.

Para saber cómo ir a una a la hora de educar a nuestros hijos, Pedro García Aguado ha acudido a La Noche de COPE, para asesorarnos en su papel de coach y codirector del método Aprender a Educar. 

En todas relaciones hay conflictos, y más cuando se añaden personitas que dependen de la pareja para subsistir y crecer. La clave de la educación de los hijos está en la anticipación y en nunca desautorizarse ante los pequeños. 

Los niños siempre van a buscar salirse con la suya, incluso aunque haya una coherencia entre ambos padres. Por lo que si no la hay, van a buscar filtrarse por esa grieta para conseguir aquello que quieren.

Señala la importancia de prevenir: “no hay que improvisar, porque nos dejamos llevar por la emoción del momento y a lo mejor, ese día mamá ha tenido un día bueno y papá ha tenido un día malo”. Esa anticipación puede aprenderse en los cursillos pre-matrimoniales o en otras vías diferentes de formación. 

El juego de poli bueno, poli malo puede resultar efectivo, pero no puede ser siempre la misma persona que adquiere el mismo rol, tiene que haber un equilibrio entre ambos progenitores. 

También hace un símil con la actualidad: “es una negociación a tres, como en la política. La comunicación es muy importante”. 

Alerta sobre el peligro del chantaje al que se enfrentan los padres que no se han puesto de acuerdo ya que estas prácticas derivan hacia unos comportamientos nada beneficiosos cuando llegan a la adolescencia. 

Lo más