Boletín

De Aranjuez al Bótanico: el eterno maestro Rodrigo

El guitarrista flamenco Daniel Casares y Cecilia Rodrigo recuerdan al maestro

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:17

Se cumplen 20 años de la muerte del compositor Joaquín Rodrigo. El Concierto de Aranjuez supuso una gran proeza ya que la guitarra nunca queda diluida entre la orquesta. 

El guitarrista flamenco Daniel Casares ha estado en la Noche de COPE y ha mecido las horas de la noche con “Campana”. Habla de la obra del maestro que tendrá que interpretar en Las Noches del Botánico, el 15 de julio: “para mí es una maravilla cada vez que tengo que tocar esta grandísima obra, es un placer inmenso y bueno cualquier guitarrista sabe lo exigente que es técnicamente e impone mucho respeto. Pero por supuesto, se interpreta con todo el corazón”.

Recuerda la primera vez que escuchó el Concierto de Aranjuez de manos del maestro Paco de Lucía: “me di cuenta que no era algo habitual. Es algo que marca la diferencia. Marca época. El concierto de Aranjuez no es un clásico por el tiempo que tiene, sino por el tiempo que le queda”. 

Cecilia Rodrigo, hija del compositor, ha compartido espacio con Casares y recuerda con mucho cariño a su padre: “ha entrado en la Historia de la música en vida, cuando es muy difícil. Tenía una gran personalidad, muy jovial, era un gran comunicador. Desde muy niña me di cuenta de que era ciego y me sentía su protectora. Me siento muy unida y muy orgullosa.”

Destaca el gran esfuerzo que tenía que hacer su padre a la hora de escribir las partituras, debido a su ceguera: “él escribía en sistema Braille y luego dictaba nota por nota, instrumento por instrumento a un copista”.

Siempre presente, la curiosidad empujaba al maestro a escuchar todas las interpretaciones de su concierto ya que pensaba que cada artista aporta sus matices y su personalidad. 

Lo más