• Lunes, 20 de mayo 2024
  • ABC

COPE

LA NOCHE DE ARJONA

Alonso Caparrós habla alto y claro sobre sus adicciones: "Durante muchos años temí por mi vida"

El presentador revela en el libro 'Un trozo de cielo azul' sus graves problemas con las drogas

Audio

Carmen Cerbán

Redactora COPE Málaga

Mónica García

Redactora COPE Málaga

Málaga

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:18

“Fuiste muy especial en mi vida Adolfo y te recuerdo con un cariño muy especial”. Así comienza una conversación entre Alonso Caparrós y Adolfo Arjona en la cadena COPE. Una conversación en la que Caparrós repite una y otra vez una idea y una palabra: esperanza.

UN TROZO DE CIELO AZUL

Alonso Caparrós, que a sus 28 años llegó a convertirse en el presentador más conocido y de mayor éxito en la televisión de nuestro país, confiesa en 'La Noche de Adolfo Arjona' que llegó un momento en el que necesitó romper con todo. Con el éxito, con su familia, con los grandes medios de comunicación. Detrás de aquello había un grave problema de adicción a las drogas.

Ahora, cuando ha comenzado a perdonarse a sí mismo, Caparrós escribe un libro titulado'Un trozo de cielo azul' (Planeta) en el que habla “de esperanza, de perdón, de agradecimiento, de redención y de renacimiento”, resume el comunicador.

“Necesité escribir el libro cuando ya completé todo el proceso de recuperación. Y al escribirlo he conseguido cerrar determinados capítulos que quería cerrar. Quería que fuera útil a quien pueda estar pasando la misma historia, porque yo estuve metido hasta el infierno en la droga y con este libro quiero dar esperanza a quien esté allí ahora”, explica Alonso Caparrós en los micrófonos de 'La Noche de Adolfo Arjona'.


ADICCIONES Y ÉXITO

Muchos podrían pensar que a Alonso Caparrós, miembro de una familia de grandes comunicadores, el éxito le llegó demasiado joven y que aquello lo llevó a las drogas. Sin embargo, él mismo reconoce en COPE que consumía con anterioridad. “La adicción a las drogas las tenía antes de mi éxito fulgurante, pero sí es cierto que una fama inmensa y mucho dinero, empeoraron la situación. En todo caso, no fueron las drogas lo que marcó mi desaparición de los medios sino la ruptura definitiva con mi familia. Fue tan dolorosa para mí que decidí alejarme de Madrid, recuerda durante su conversación con la persona que le dio una oportunidad laboral en Málaga, Adolfo Arjona.

MIEDO A MORIR

Alonso Caparrós no tiene reparos al reconocer que durante muchos años temió por su vida: “Convivir con las drogas, es convivir con la muerte. Cuando una persona consume y se convierte cada vez más grande esa dependencia, es una realidad la convivencia con la muerte”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


“Lo más complicado ha sido tomar conciencia, de forma inteligente y sosegada, de todo lo que he perdido y que no podré recuperar. Me refiero a momentos con mis hijos y al hecho de haber desperdiciado los mejores dones que tenemos los seres humanos, porque todos tenemos dones. Afortunadamente en mi ida apareció Angélica, mi esposa, un ser humano excepcional, con una bondad que yo nunca me había encontrado. Ese fue el primer paso para salir de donde estaba. Y el segundo paso fue cuando Dios eligió que era el momento de venir y ayudarme en el camino, asegura tajante Caparrós.

MANILA, UN VIAJE ESPIRITUAL

Durante la presentación de su libro a los oyentes de 'La Noche de Adolfo Arjona', Alonso Caparrós hace referencia en varias ocasiones a Manila. Allí fue donde inició un viaje espiritual en el que aún se encuentra. No me he perdonado del todo. Aunque hay cosas que se pueden asumir, pero no me he perdonado del todo. Sin embargo, tengo que confesarte que hubo una cosa que me cambió en Manila. Hasta ese momento me solía preguntar 'por qué me habían señalado a mí para vivir con tanto sufrimiento. Sin embargo, al llegar a Manila para hacer voluntariado conocí a niños pobres, huérfanos y con una discapacidad mental empecé a cuestionarme por qué sufrimos tanto los seres humanos por cosas que, la mayoría de las veces, no merece sufrimiento”, se pregunta en voz alta Alonso Caparrós.

JUGUETE ROTO

La charla entre dos viejos conocidos, Adolfo Arjona y Alonso Caparrós, termina como suelen terminar las conversaciones entre gente que se aprecia. “Cuando nos conocimos, yo no vi en ti un juguete roto, una persona averiada, sino una persona con ganas de hacer cosas, de compartir, de salir adelante. Y con una extraordinaria humildad, a pesar del éxito que habías cosechado, te pusiste a trabajar en la radio. Todo el mérito estaba en ti”, le dice Adolfo Arjona.


A esas cariñosas palabras les siguen las de Caparrós: “Quiero reiterarte mi agradecimiento y aunque le quieras restar importancia, fuiste muy importante en mi vida y el que me dio trabajo e ilusión de nuevo al darme trabajo. Ese fuiste tú Adolfo. Gracias de nuevo”.

También te puede interesar:

- Ronald Reagan, el defensor de América que se casó con una actriz perseguida en la caza de brujas de Hollywood

- El mensaje de Ana Torroja que quita la ilusión a sus fans: "Mecano no va a volver nunca"

- El enigmático caso de la casa maldita de Malasaña: "Un sastre mató a su mujer y a sus cinco hijos"

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Escuchar