Programa - La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Sábados-domingos de 6h a 08:30h

Audio

Javier Urra, doctor en Psicología Clínica y Psicólogo forense de la Fiscalía de Menores de Madrid

 

Tiempo de lectura: 2 Actualizado13:51

Javier Urra, doctor en Psicología Clínica y Psicólogo forense de la Fiscalía de Menores de Madrid ha analizado en el progrma 'La Mañana Fin de Semana' de COPE el comportamiento de los jóvenes que se unen para cometer agresiones sexuales en grupo como ha sido el caso de las llamadas 'manadas' de Pamplona o Alicante.

Reconoce que 'algo está pasando' y que siempre “puede existir un efecto llamada” para cometer agresiones sexuales,  si bien reconoce que el problema va más allá. "Hay jóvenes que no se sienten ciudadanos, ni sienten la culpabilidad o la compasión, son clientes que simplemente hacen lo que les apetece”.

En este sentido recuerda que ya en periódicos de hace años como 'El Caso' “vemos que esos sucesos acontecían" si bien no existía "ese criterio de grupo donde además se busca desinhibir la responsabilidad de individual en el grupo y compartirla con el alcohol y/o otras drogas para intentar que la víctima no recuerde nada”.

El que fuera  Defensor del menor de la Comunidad de Madrid ve “preocupante” que “haya niños a lo que no se les habla del amor, del querer, solo del poseer y a los que se da una explicación muy pornográfica de lo que es el cuerpo humano y la relación".

Por eso, advierte “tenemos que hablar de valores, de respeto a las personas de no animalizar al ser humano”.

En su opinon el hecho de que estos delitos fueran grabados evidencia que los agresores "no tienen un gran sentimiento de que lo que hacen es terrible y porque además saben que hay otros jóvenes que consumirían n muy gustosos esas imágenes”.

El psicólogo forense, con más de 32 años de profesión a sus espaldas, destaca la importancia de no "atenuar" la responsabilidad por el hecho de  haber bebido. En su opinión “beben para hacer lo que tienen pensado hacer”.

Javier Urra ha alertado sobre el "grave" problema de que los presos "no tengan la obligación de ir a terapias en las cárceles”. Ha recordado el caso de Bernardo Montoya que mató y violó a una joven. “Eso es irreversible, los psiquiatras y psicólogos no sabemos qué hacer con ellos porque no quieren cambiar”. Por ello, conlcuye "soy muy favorable a la prisión permanente revisable para estos casos".