Vecina de la plaza Urquinaona, en La Linterna: “Esto es la guerra, no puedo ni abrir las ventanas”

Una testigo de los destrozos y las protestas violentas en Barcelona cuenta en COPE lo que sienten tras cuatro jornadas de altercados

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:04

Los Mossos d'Esquadra han pedido a los ciudadanos por Twitter que no se acerquen a los alrededores de la Via Laietana o la plaza Urquinaona de Barcelona, debido a los "importantes desórdenes públicos" provocados por manifestantes independentistas.

"Se han provocado varios incendios que continúan activos. Por seguridad os pedimos que no os acerquéis a la zona", advierten los Mossos en un tuit, que han publicado en catalán, castellano e inglés. La policía avisa de que "grupos violentos organizados provocan incendios en varios puntos de Barcelona y lanzan pirotecnia, escombros y piedras de grandes dimensiones en la linea policial, poniendo en riesgo también a parte de los concentrados".

 

Precisamente por los micrófonos de La Linterna ha pasado una vecina de la plaza de Urquinaona, que se encontraba abriendo la ventana, hasta entonces cerrada para que no entrara el humo de los contenedores quemados. “No hay suelo, está todo lleno de piedras, cristales... Es una pena lo que está pasando en Barcelona. Es la guerra”, reclamaba la ciudadana de Barcelona.

La vecina cuenta que esta mañana, al salir a la calle, se ha percatado de que “son unos niños”, incluso afirma que ha estado a punto de preguntarles “si sabían lo que estaba haciendo”.

“Es un desastre, estamos todos tristes, con rabia, impotentes”, lamenta. “Tenemos un presidente que por miedo a las elecciones no está haciendo nada. A Torra hay que sacarlo ya. Lo que hablan los ministros es una metáfora, pero hay que vivirlo día a día”, clama la vecina de Urquinaona que añade: “hay que ponerle fin”.

“Soy catalana, soy un ser humano, pero esto no se puede aceptar. De la libertad al libertinaje hay un paso. Es tristísimo ver tu ciudad así cuando unos señores que son unos psicópatas no están haciendo nada, la están destruyendo”, concluye.

Lo más