Boletín

Expósito, a las 20h: "El inconcebible caso del juez Santi Vidal"

El análisis de la actualidad de este miércoles con Ángel Expósito en 'La Linterna

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:38

Vídeo

 

Hoy es de esos días en los que te tienes que tomar esta cosa de la actualidad española a choteo. De verdad, si no te cortas las venas…

Venimos de la manifestación del otro día con Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez, junto a Carmen Calvo e Isabel Celáa canturreando aquello de “donde está no se ve la pancarta del PP”. De verdad… Las imágenes son inenarrables. Por ridículas.

Esta misma mañana, Santi González ha desvelado en el desfibrilador de herrera un tuit de la ex diputada socialista Amparo Rubiales, que reza así y se refiere a Inés Arrimadas: “eres muy tonta, nadie ha criminalizado a nadie y menos a las mujeres, so tonta, todavía no sé para qué sirves.”

Pero es que, hablando del Rey de Roma, el lío de Ciudadanos con sus primarias en Castilla y León también sirve para chotearse de esto de la renovación y tal y tal… Aunque hay más, y peor.

Por ejemplo, esa alianza que hemos conocido en los últimos días entre Esquerrra Republicana de Cataluña y Bildu o Puigdemont, que en sí mismo todo él es un ridículo constante.

Por no hablar de Echenique, ese hombre o del cartelito de Pablo Iglesias que vuelve, o de la tesis de Pedro Sánchez, de la que vergonzosamente parece que nos hemos olvidado.

Por cierto, lo último sobre ese timazo de tesis doctoral cum laude lo leo en ABC: “la Moncloa publicó un comunicado falso para salvar la tesis de Sánchez”. El consejo de transparencia asegura que nunca existió un informe antiplagio.

El escándalo de la tesis continúa creciendo entre irregularidades y mentiras. El consejo de transparencia y buen gobierno, órgano encargado de promover la transparencia en la actividad pública, ha confirmado esta semana que en la Moncloa nunca existió un informe antiplagio. Es más, nadie parece haber visto nunca el resultado del test.

El caso es que no hacemos más que mejor, pero por eso de ilustrar con sonidos este bonito día, me quedo con la historia del juez Santi Vidal. Recuerda:

Santiago Vidal, ex senador de Esquerra y uno de los cerebros jurídicos del proceso independentista catalán, volverá a ejercer como juez.

Esto solo puede pasar en España.

El Tribunal Supremo le ha reconocido su derecho a incorporarse al servicio activo tras haber sido suspendido durante tres años por redactar una constitución para una hipotética República Catalana independiente.

El poder judicial prorrogó su suspensión como magistrado al cumplirse el plazo al considerarlo no apto para la judicatura en base a un artículo de la ley que fue declarado inconstitucional el pasado diciembre, precisamente a instancias del propio Vidal.

O sea, un tío que redacta una constitución catalana recurre al Tribunal Constitucional de España, que le da la razón y ahora se le permite volver a ser juez.

Vamos a ver, un sujeto que es juez, reconoce que tiene los datos de los electores a sabiendas de que es ilegal, además reconoce una partida presupuestaria oculta para celebrar el referéndum inconstitucional… Y ahora, todo magnanimidad. Se le permite volver a ser juez.

¿Te imaginas que te toca este tío en un juicio por un accidente de tráfico siendo tú un españolazo, o por una pelea, o por una deuda con la Generalitat?

¿Te imaginas a Bárcenas de Ministro de Economía, o a los de la Gurtelll organizando eventos de Moncloa, a Urdangarín como heredero de la corona o al de UGT de los ERE como secretario general o a uno de los Pujolones como director general jefe de aduanas? Bueno pues Santi Vidal puede ser juez.

Se confirma que nos hemos vuelto locos.

Al menos, espero que se haga público el nombramiento y el destino para no pisar por su juzgado ni por su jurisdicción, por si las moscas.

Y dentro de esta galería del disparate una última perla. Es la portavoz de una Asociación que se llama Libertad Animal Navarra. “Feminismo antiespecista”, por todas las “hembras animales que son violadas en mataderos y granjas”.

La madre que me…

Lo más