Boletín

Expósito: "Con la que está cayendo en el mundo...nosotros somos muy paletos"

Ángel Expósito hace un repaso de la actualidad del día en 'La Linterna'

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:36

Vídeo

 

Coge un mapamundi, y luego fíjate en Cataluña. Pon una chincheta en cada punto de tensión que hay en el mundo, ya sea por cuestiones económicas, militares, de seguridad o territoriales. Compara la que está cayendo en el mundo con nuestras cosas y, reconozcámoslo, lo nuestro es para no echar gota. Por un lado, los pulsos de Donald Trump, Putin, Maduro, el Daesh... y por el otro, a Torra, Puigdemont, los de la CUP y los pujolones

Lo dicho. Lo nuestro es una mezcla entre un sainete de Arniches, un esperpento de Valle Inclán, un absurdo de Pirandello y una comedia de Jardiel Poncela. Una ópera bufa o una revista de coristas.  En medio del gran teatro del mundo de Calderón de la Barca. Coge el mapamundi, uno tipo poster de la habitación de los niños. Y empieza, por ejemplo en el Pacífico con el zumbado ese de presidente, sigue en China con su capitalismo salvaje desde el Partido Comunista. Baja al sudeste asiático, el milagro educativo de Singapur y ya en Oceanía, el boom islamista. 

Ahora la bomba demográfica en la India, el desastre permanente de Afganistán y de ahí a Rusia, la gran Rusia del nuevo Zar. Putin, que  tiene acceso al mar caliente desde Crimea, al Mediterráneo desde Tartush en Siria. La gran Rusia que mantiene acongojados al Báltico y al antiguo pacto de Varsovia. Oriente Medio. El Estrecho de Ormuz con la guerra de Yemen, las sucesión en Arabia Saudí, e irán y los Ayatolás y el Daesh derrotado en su Estado Islámico.

Y así saltamos a África. Con el inmenso Sahel como nuestra frontera sur, con el Äfrica Central hecha trizas por culpa del coltán y las materias primas, la piratería en el Golfo de Guinea y en el Índico. Y al norte, el Magreb. Desde la bomba poblacional en Egipto al desastre de Libia, y los riesgos en Túnez, Argelia y Marruecos.

Audio

 

Y Europa. Con los populismos internos ultras, tipo Salvini en Italia o Syriza en Greci; más el Brexit, los países del Este y el auge del Frente Nacional y los neonazis en Holanda, y hasta en Alemania. Luego los regionalismos catetos. En eso somos campeones del mundo. Mira Cataluña, pero luego vuelvo al temita catalán.
Cruzamos el Atlántico y te encuentras con el estado fallido en Venezuela, la desesperación de Cuba que espera volver al pasado y a Donald Trump.  La guinda de todo el pastel anterior. Un Donald Trump que va a volver a ganar las elecciones dentro de año y medio. Y cruzas Estados Unidos de este a oeste, y Centroamérica con sus dramas de seguridad e inmigración internas, te zambulles en el Pacífico y llegas al principio, a la costa de Japón, las Coreas, China y el sudeste asiático.

Y así está el mundo. A grandes rasgos y a vuela pluma. Y en estas, reduce el mundo al mínimo del ridículo, te plantas en Cataluña. Región mediterránea al noreste de España. Se siente, pero todavía es lo que es y está donde está. Y resulta que en Cataluña gobierna presuntamente un tal Torra, que ayer en un mitin en Granollers dijo esto sobre el Rey de España: "mis encuentros con el Rey son una carga, que llevo de aquella manera".

Y añadió: "últimamente tengo mis encuentros reales. De vez en cuando quedamos, nos miramos y él me mira con una cara un poco, tal". Y concluyó, aquí el figura"tras el referéndum del 1-O resolví trabajar para cambiar el nombre de mi calle Príncipe de Asturias. Mediante una iniciativa popular consiguió cambiarla a Riera de Cassoles. Y al loro la conclusión: "es una delicia. Abres la puerta de casa y ahora duermes tranquilamente toda la noche".

Te lo juro. Este hombre preside la comunidad autónoma que representa el principal problema político de España. En el Mediterráneo, al norte de África, al sur de Europa, entre el mismo Mediterráneo que baña Turquía, Oriente Medio, Libia, Egipto, y nosotros con este follón cateto y supremacista mientras el mundo se nos presenta mucho más globalizado que nunca.

Y eso, nosotros, con que unos cuantos presuntos golpistas pueden ir al Congreso a recoger las actas escoltados como si fueran Jefes de Estado, con un supuesto empresario que ayudó a huir a Puigdemont recibido como héroe o con el tal Torra escupiéndonos en la cara, mofándose del Rey. Paletos. Eso es lo que son. Eso es lo que somos, con la que está cayendo en el mundo. Y nosotros con la barretina.

Lo más