COPE

Ángel Expósito, a Marlaska: "O no le llega la información; o no se la dan; o le da lo mismo y va a lo suyo"

El director de 'La Linterna' habla sobre la falsa denuncia del joven de Malasaña

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:47

Audio

Me surgen muchas preguntas alrededor de la inmensa mentira del chaval ese que se inventó una brutal agresión homófoba. No voy a caer en la descalificación fácil de barra de bar. El problema es demasiado grave como para volver a politizarlo de nuevo. Me parece increíble. ¡Cómo están las cabezas! y pienso en ese chaval. Cómo un hombre joven llega a dejarse hacer eso. Y otra clave más para la indignación, sobre los otros dos protagonistas de esta historia: ¿en qué cabeza cabe hacerle eso a alguien aunque éste lo acepte?

Uno. No rectificarán quienes se subieron al carro de la demagogia de una manera absolutamente impúdica. Da lo mismo. Que la realidad no te estropee un buen titular.

Dos. Hasta anoche me preguntaba si Pedro Sánchez mantendría la reunión (de autopromoción) de la Comisión sobre delitos de odio. ¡Qué papelón! Ya le han cambiado el discurso. La pregunta es: si no se hubiera presentado la denuncia (falsa) por parte de este individuo, ¿habría convocado ese acto para mañana? Por supuesto que no.

Tres. Y nosotros los periodistas, ¿qué? ¿No tenemos algo de responsabilidad al comprar todo antes de su confirmación? Por una parte, este individuo también nos engañó a todos. Pero por otra, dimos como absolutamente cierta una mera denuncia. Nos invadió el morbo, la película y, seamos sinceros, la corriente de lo políticamente correcto. El periodismo nos dejamos llevar por las declaraciones de unas y otros que inflamaron el asunto hasta la náusea. Primero nos tragamos la mentira y luego les compramos su teatro.

Cuatro. El daño de este tipo de denuncias falsas es infinito, sobre todo, para las auténticas víctimas. Porque evidentemente ese tipo se violencia, menosprecio y humillaciones existen. A partir de la película de este chico, pueden ocurrir dos cosas: que a algún o algunos descerebrados les dé por hacer eso a un homosexual. O que ante la próxima agresión verdadera se siembre, de entrada, la duda por si es otro peliculero.

Seis. Marlaska. El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska. Es muy fácil hacer leña del árbol caído... pero lo de este ministro empieza a ser patético. O no le llega la información; o no se la dan; o le da lo mismo y va a lo suyo. Por cierto, tras el sainete de la navajita aquella en la campaña electoral de Madrid. ¿Qué pasó con aquello de las balas? ¿Te acuerdas? Visto lo visto, ¿no habremos asistido a otra película cutre, inventada y exagerada?

Pobre chaval. Sinceramente me da pena. Cómo tiene que estar, cómo tenía que estar para dejar hacerse lo que le hicieron. ¡Ojalá! pueda rehacer su vida lo más normalmente posible, aunque lo va a tener difícil. Este chico tiene un problema muy gordo, además del lío que ha montado.

Ocho. Tengo la sensación de que estamos "tuiterizando" todo. Las redes sociales nos marcan el ritmo, el calendario y hasta los contenidos. Las redes sociales influyen todo en la política y, como consecuencia, en el periodismo. Y este proceso es un error gravísimo.

Nueve. Madrid. Esta clave es muy interesante. En la cutrerización de la política el objetivo es Madrid. La culpa es de Isabel Díaz Ayuso y, ya de paso, del alcalde Almeida. Vale todo para hacer oposición al PP en Madrid. Vale hasta el ridículo.

Y diez, mi posdata: deberíamos dejar en paz a la Policía. Deberíamos dejar trabajar a los que saben. Y algo de primero de periodismo que hemos olvidado: Deberíamos confirmar, de verdad, antes de dar por ciertas las noticias. Y una cosa más a modo de conclusión: Este chico la ha... pifiado muy gorda, pero esos políticos fueron quienes fabricaron la gran bola de esta mentira.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar