El asesino del globo ocular

Audio

 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:06

¿Quien es Charles Frederick Albright?

-Siendo un niño fue adoptado por una maestra de escuela que era muy estricta. Se sabe que en mas de una ocasión lo vistió de niña y daba muñecas para que jugara y lo obligaba a cambiar varias veces de ropa al dia para que siempre estuviera muy limpio. Se le conoce como el asesino del globo ocular.

Siempre soñó con ser taxidermista cuando fuese mayor.  Un dia le comentó a su madre que queria ser taxidermista de mayor, con lo cual ella lo enseñó a disecar y rellenar los animales que cazaba. Los ojos de vidrio que usaban los taxidermistas eran caros por lo que el joven Albright tenía que utilizar botones para sustituir los ojos de vidrio.

Cuando tenía 13 años, Charles fue arrestado por asalto con violencia y robo. Su primera condena llegaría cuando tenia 14 años, cuando fue sorprendido con dinero robado y en posesión de dos pistolas y un rifle. Estuvo 12 meses en prisión. Tras su liberación, estudió en la universidad de Arkansas State Teacher pero fue expulsado antes de graduarse por robar objetos del campus. Falsificó sus notas, robó los documentos adecuados, falsificó firmas y se dio a sí mismo un título universitario.

-En 1981, tras la muerte de su madre, abusó sexualmente de la hija de unos amigos, de nueve años. Fue denunciado de nuevo y procesado. Tras salir en libertad y haberse separado de su primera esposa, conoce a Dixie en 1985 y al poco tiempo se van a vivir juntos.

Intentó trabajar como peluquero, carpintero, diseñador de bates de béisbol, colocador de alfombras, etc. Pero nada le funcionaba lo suficiente; así que la mayoría de las veces era su pareja Dixie quien debía pagar todas las facturas y, encima, animarle moralmente. Su esposa no tenía ni idea, ni la más mínima sospecha, de qué hacía su marido en realidad.

El 13 de diciembre de 1990, el cuerpo de Mary Lou Pratt, una prostituta de 35 años, fue encontrado a la intemperie, boca arriba, con sólo una camiseta. Había recibido un disparo en la parte posterior de la cabeza con una bala del calibre 44 y le habían quitado los dos ojos con sumo cuidado, sin apenas dejar marcas en los párpados. Al parecer, se los había llevado el asesino.

El 10 de febrero de 1991, Susan Peterson, otra prostituta, fue hallada casi desnuda, sólo vestida con la camiseta. Le habían disparado tres veces: una en la parte superior de la cabeza, otra en el pecho izquierdo y otra a bocajarro en la parte posterior de la cabeza. Una bala le había atravesado el corazón y otra se había depositado en su cerebro. Encima de su pecho habían colocado un mechón de su cabello y sus ojos también habían sido extirpados quirúrgicamente.

El 18 de marzo de 1991, se encontró el cadáver desnudo de Shirley Williams, una prostituta a tiempo parcial, tumbado en posición decúbito lateral (de lado) cerca de una escuela. Le habían arrancado los ojos con delicadeza y presentaba contusiones faciales y la nariz rota. La causa de la muerte fue el disparo que había recibido en la parte superior de la cabeza y en la cara.

La policía traza el perfil criminal que se estaba buscando que era el de un hombre blanco, de entre 30 y 50 años, musculoso como para poder trasladar los cadáveres, y con nociones de medicina. La policía ató cabos con base a los testimonios que había recibido y sobre todo al de una testigo en concreto: una prostituta que logró salvarse después de que Charles Albright le rociara gas lacrimógeno en la cara cuando intentó atacarla.

El 22 de marzo de 1991, la policía se presentó en casa de Charles Albright. Rompieron las ventanas y arrojaron granadas de humo al interior; derribaron la puerta y sacaron a Albright y a su esposa de la cama. Habían cogido al asesino. Charles Frederick Albright vivía a sólo dos manzanas de donde fueron encontrados los cuerpos y jamás se molestó en deshacerse de la ropa y los objetos utilizados en los asesinatos. Además, en su casa se encontraron varias armas de diversos calibres; otra de sus pasiones. Mataba porque sentía odio hacia las mujeres y, especialmente, a aquellas que se dedicaban a la prostitución (profesión que tuvo que ejercer su madre debido a la precariedad económica que sufrieron).

El juicio comenzó el 13 de diciembre de 1991 y Albright fue condenado a cumplir cadena perpetua. Colecciona recortes de globos oculares y tiene su celda decorada con dibujos de ojos hechos por él mismo.

En directo2