En 'Herrera en COPE'

"El caso de Juana Rivas se debería resolver en Italia"

La catedrática de Derecho Civil de la Universidad de Santiago, María Paz García Rubio, asegura que a Juana Rivas "aún le queda un recurso de casación ante el Tribunal Supremo".

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13 jul 2018

El Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso presentado por Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que se niega a entregar a sus dos hijos a su expareja, condenado por maltrato, porque la mujer no ha agotado sus opciones de recurso ante los tribunales ordinarios.

El pleno del TC ha dictado una providencia, horas después de que Rivas haya recurrido en amparo para poder permanecer con sus niños, en la que indica que si la Fiscalía no interpone recurso contra la resolución, se archivará.

Esta decisión la fundamenta en que la demanda de amparo de la madre no agota la vía judicial previa, exigida por la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional. Los magistrados, sin entrar en el fondo del asunto, consideran que es pronto para acudir a este tribunal garante de los derechos fundamentales.

Fuentes del TC recuerdan que el recurso de amparo es de naturaleza subsidiaria, lo que significa que sólo puede interponerse cuando se hayan agotado todos los niveles judiciales previstos en la ley ante los juzgados y tribunales ordinarios.En este caso, la mujer ha acudido en amparo ante el Constitucional antes de agotar todas las posibilidades existentes en la vía judicial previa, razón por la que su demanda debe ser inadmitida a trámite, indican las fuentes.

Los abogados de Juana Rivas se basaban en un caso anterior, en el que el Alto Tribunal si concedió ese amparo, "entiendo que el Tribunal Constitucional ha visto cuestiones diferentes entre uno y otro caso para tomar una decisión distinta. En estos casos tan mediáticos se desliza en la prensa o en el entorno la idea de que la Justicia no funciona, el Derecho no funciona. No creo que ese sea un buen mensaje para las mujeres maltratadas" destaca la catedrática de Derecho Civil que quiere advertir que "lo que sufre una mujer maltratada, el temor que siente esta mujer por ella y por sus hijos no es comparable a ningún otro dolor u otro temor"

"Pensar que el ordenamiento jurídico español y el europeo, estamos hablando de Italia, no de Irán es un enemigo es un error, el mensaje que hay que dar a Juana y a mujeres en situaciones similares es que el sistema está para protegerlas no para sancionarlas" quiere señalar María Paz García Rubio, porque si no "la mujer maltratada que ya tiene muchos temores tendrá un temor reverencial a la Justicia y a las posibilidades que esta le da".

"Las cosas van por un derrotero que me dicen que las cosas se deberían resolver en Italia, con quien las relaciones judiciales funciona perfectamente" concluye la catedrática de la Universidad de Santiago.

Lo más