Sergio Barbosa: "Los CDR, que se llaman antifascistas, son los primeros en practicar el totalitarismo"

El análisis de este viernes 7 de diciembre 

 

  • item no encontrado

Periodista

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 11:56

Qué tal, buenos días, saludos de Sergio Barbosa en esta mañana del viernes 7 de diciembre en pleno puente de la Constitución y la Inmaculada aunque hoy es laborable para quiénes no han podido coger la pértiga y olvidarse de este mundo hasta el próximo lunes pues anda que no están pasando cosas

Mientras muchos españoles descansan las fuerzas de seguridad se han conjurado para jugar al frontón con los seguidores más radicales de River y BocaBarra brava que asoma los bigotes por el aeropuerto de Baraja,  barra brava que se devuelve Argentina como si se tratara de un juego de pelota.  Ayer devolvieron a un líder de los más peligrosos de Boca y el abogado, que este también es de armas tomar, ya le ha recomendado que viajar para nada es tontería mejor así, si eso ayuda a tener la fiesta en paz

Hablando de fiesta, se pueden imaginar, hoy estamos todavía recogiendo los trozos de tarta y las velas con el número 40 después de que la Constitución celebrara ayer su aniversario. Tan importante y redonda fue la fecha que hasta Mariano Rajoy se atrevía a volver a la escena del crimen por primera vez. El ahora Registrador de la Propiedad volvió al Congreso tras la moción de censura que colocó a Pedro Sánchez en La Moncloa

Tampoco faltaron los expresidentes González, Aznar y Zapatero que ahora anda preocupado el hombre con el populismo y el debate territorial, qué cosas tiene la vida. Zapatero fue el primero en cuestionar el concepto de nación y el primero al que abuchearon por sistema en cada fiesta oficial pues ayer a Pedro Sánchez también le volvió a pasar, antes de entrar en un Congreso donde se juntaron hasta tres generaciones de la Casa Real.

Especial significado tuvo esa presencia en el hemiciclo de dos Reyes, el emérito Juan Carlos I, un hombre en el cual España posiblemente no podría haber dado el salto a la democracia aterrizando en ella con la suavidad con la que lo hizo y un rey actual Felipe VI que quiso reconocer lo que hicieron sus padres lo que él vio en casa cuando era príncipe de Asturias.

El Rey dejó otros mensajes entre líneas como la necesidad de preservar los ideales de la Constitución sin desvirtuarlos y destacando palabras y conceptos como entendimiento y espíritu integrador, también reivindicó el estado del bienestar, que bien puede interpretarse como receta contra los populismos. A lo mejor a lo mejor algunos esperaban un discurso un poco más incisivo, más cercano al del 3 de octubre del 2017 con referencias directas al problema territorial o el populismo, pero ayer posiblemente era un día más llamado a subrayar el verdadero secreto del éxito de la Constitución, el de buscar el común denominador en el que todos los españoles se encuentren cómodos sin estirar demasiado la manta de un lado o de otro que es precisamente de lo que pegaron las anteriores experiencias constitucionales que acabaron fracasando por pecar de demasiado liberales demasiado conservadora o demasiado federalistas

 

El sentido común dice que lo que ha funcionado razonablemente bien no se debe tocar o por lo menos no se debe tocar demasiado, esa es la idea en torno a la cual pivotan ahora mismo PP y Ciudadanos,  pero tampoco faltaron los que apuestan por hacer una enmienda a la totalidad en esto los más entusiastas fueron los diputados de Podemos, que hombre tuvieron el detalle de ponerse de pie cuando sonó el himno nacional pero tal vez para evitar que les diera algún algún perreque pues no aplaudieron a los Reyes, no aplaudieron el himno y pasaron olímpicamente del pasamanos, fue la manera de dar la nota. Pero claro con la de numeritos que hemos visto en el Congreso últimamente o es la presidenta del Congreso Ana Pastor casi casi que estaba contenta, casi casi que estaba como si hubiera ido al musical el día de Año Nuevo todo había  ido como la seda. Pastor por cierto también dejo alguna que otra reflexión sobre el asunto de la reforma de la Carta Magna

Y más allá del hemiciclo y de los mensajes institucionales días como el de ayer sirven para que los periodistas nos lo pasemos genial con eso que se llaman los corrillos, esos momentos y los que el presidente se deja rodear por la prensa y nos cuenta cosas como que él en marzo lo previsto es que siga trabajando, es decir, que descarta convocar elecciones aunque no sea capaz de aprobar los Pesupuestos que presentará en enero ya saben que la tramitación de esos Presupuestos podría alargarse en el tiempo gracias a la colaboración de los separatistas catalanes. Como saben el PdCAT está sopesando no presentar una enmienda a la totalidad, lo que daría algo de tiempo algo de oxígeno al presidente. Esto quiere decir que gana fuerza la posibilidad de un súper domingo electoral en mayo coincidiendo con  autonómicas locales y europeas? pues con Pedro Sánchez quién sabe, pero esa opción sigue abierta. El presidente por cierto, también confirmó que este mes de diciembre aprobará  la subida del salario mínimo a 900 € aunque su propio Gobierno ya ha reconocido lo que no quería reconocer que es verdad que a lo mejor algo de empleo, algo de empleo puede destruir.

Y sobre Susana Díaz pues tras el impulso inicial de quitarla de en medio, así ipsofacto, ahora parece que se inclina por esperar a que pierda formalmente cualquier opción de retenerla en Junta de Andalucía para hacerse con el control del PSOE andaluz o por lo menos intentarlo. De momento Díaz no pierde la esperanza de que PP y ciudadanos no se pongan de acuerdo, parece muy complicado porque lo que dicen los mentideros es que es acuerdo va bastante rápido pero ella por intentarlo que no quede y para ello agita el fantasma de Vox

Pues en eso están, PP y Ciudadanos, aunque cada uno con una posición diferente. El presidente del PP, Pablo Casado, es el que ahora apone un poco de distancia con Vox. Y para que vean qué complicado es esto, Ciudadanos, que había puesto más reparos en negociar con Vox, ahora ve  irresponsable dejar fuera, en la sala de espera, al nuevo partido en esa negociación.

El caso es que los de Santiago Abascal también fueron noticia ayer en la otra punta de España. Los de Vox se presentaron en Gerona para celebrar la Constitución y allí se encontraron con la flor y la nata de los famosos CDR. Dos radicales detenidos, ya en libertad y una decena de mossos heridos en la carga contra los que se llaman a sí mismos antifascistas, aunque parece que son los primeros a la hora de la verdad en practicar el totalitarismo. Pero es que en Tarrasa, en la provincia de Barcelona, también hubo incidentes provocados por los separatistas para boicotear otro acto de Vox;  sonidos de una Cataluña con bolsa tensionada que perdió el sen para acostumbrarse a las imágenes más propias de lo que fue en su momento el País Vasco

En Barcelona afortunadamente no hubo que lamentar incidentes, en la capital condal, miles de catalanes volvieron a salir con banderas españolas para defender la Constitución y la Unidad Nacional. La Constitución tiene 40 años y un día de más, y sigue levantando pasiones encontradas en un país que a veces olvida lo mucho que le debemos.  y lo avanzábamos antes en el café de redacción ayer tuvimos precisamente un guiño irónico de la historia para cerrar la crónica del día de ayer con la detención en Brasil de uno de los asesinos de los crímenes de Atocha, García Julián. Se fugó con un permiso un permiso y nunca más se supo de él, aquel ataque ultraderechista contra los abogados laboralistas acabó por convencer a la sociedad española de la transición tenía que salir adelante era necesaria por el bien de todos, así que esperemos que no nos olvidemos de que la violencia hay que dejarla aparte y lo mejor es el consenso, aunque a veces el consenso no nos de todo lo que esperamos pero mejor un consenso que la tensión

Lo más