Herrera: "El PSOE es partidario de llegar a acuerdos con Bildu pero llama ultraderecha a Vox"

Sánchez aleja la posibilidad de una coalición con Podemos y pide consejo a Macron para frenar alianzas de Cs con Vox

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 11:28

Audio

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

¿Están bien? Bueno, aquí está la radio para echarles una mano si no lo están, para darles ánimos, para informarles, para acompañarles, para ser el amigo de rincón. Colóquenos usted en una repisa en cualquier parte de la casa o de la oficina o del coche o donde vaya que nosotros no le molestaremos, pero seguramente estaremos a su lado en los momentos fáciles, difíciles, medio pensionista y contándole las cosas que pasan en España y en el mundo en este día de hoy, 28 de mayo del 2019, en el que, como le decía a las 6 de la mañana, pues hoy toca agradecer a don Juan Carlos de Borbón y Borbón 44 años de servicios a España.

Ayer le enviaba una carta a su hijo, que es el Rey Don Felipe, Felipe VI, en la que le comunica oficialmente que el próximo domingo 2 de junio se retira de la vida pública en el quinto aniversario de la abdicación. Es verdad que durante estos 5 años ha asistido a muchos actos, a centenares, ha realizado 9 viajes oficiales, pero que ha llegado un momento en el que, seguramente, Juan Carlos lo que considera más importante es dejarle todo el espacio a Felipe VI, razonablemente descansar y, sobre todo, quitarle importancia.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

Seguramente quitarle importancia a una decisión que tiene que ver muy mucho con la tranquilidad y el sosiego que merece una persona de 81 años. En fin, que tampoco va a saltar, va a hacer los 100 metros, salto de vallas y y esas cosas, pero que se retira de la vida pública, lo cual no quiere decir que se retire de la vida. Se retira de la vida pública, pero seguirá haciendo su vida. Y es una vida... Pues la de una persona de esa edad con contactos en el mundo entero que igual quiere ir a una corrida de toros, que es una de sus grandes aficiones, como ir a ver a algún amigo a algún lugar del planeta.

Bueno, yo creo que Juan Carlos de Borbón se lo ha ganado con tranquilidad, con buenos alimentos y merece el afecto y el cariño y el reconocimiento de todos. No hace falta que se vaya a Yuste a retirarse como su antecesor. No, no, seguirá haciendo vida. Larga vida al rey.

Bueno, pues damas y caballeros, vamos a ver cómo le explico yo... Ha sido interesante lo que ha dicho el señor Ábalos, que es el número dos del PSOE, diciendo: “Mire, cuando han pasado las elecciones hay que resetear estrategias”, que es una forma de decir: lo que hemos venido diciendo hasta ahora no sirve. ¿Por qué? Pues porque se han repartido cartas. Hay nuevas cartas repartidas y conviene echar un vistazo de nuevo a los vetos, a los no vetos, a los acuerdos, a yo con este no me entenderé, yo con aquel tampoco.

¿Por qué dice todo eso? Pues porque necesitan a Ciudadanos, necesitan a Ciudadanos y le tientan con algún tipo de intercambio para poder ellos andar con desahogo habida cuenta de que su socio de referencia, Podemos, se ha hundido.

Ya le va bien que se hunda Podemos porque todavía queda ahí una gente que representa o personifica la izquierda extrema, paleocomunismo. Por lo tanto, les centra a ellos a pesar de que muchas veces tenga la misma idea que Podemos. Y luego, además, no está lo suficientemente fuerte como para meterle un gobierno.

¿Y entonces ahora cómo desdecimos todo lo que hemos dicho de Ciudadanos? ¿Y cómo le decimos a Ciudadanos hombre, que por favor, que no se fije en Vox, que levante vetos, que eso no es lo que pide la ciudadanía española, etcétera, etcétera? Bueno, pues vamos a empezar haciéndonos una foto con Macron, Emmanuel Macron, que es el presidente francés, que es la referencia de Rivera.

Vídeo

 

Oiga, Macron fue presidente en Francia por carambola. No era llamado ni mucho menos, pero resultó el elegido. Decían en Ciudadanos: “A ver si nosotros también, sea carambola o no, pero, hombre, tocamos pelo”. Todavía, como saben ustedes, eso no sale porque en la derecha todavía el Partido Popular existe, tiene una estructura fuerte, una estructura muy fuerte de partido, contra eso es más difícil pelear.

¿Y el mensaje cuál es? “¿Lo ves, Rivera? Yo me estoy entendiendo con Macron, que es liberal, como tú dices que eres. Es decir, que socialdemócratas y liberales nos podemos entender y dejamos a la otra ultraderecha que no te condicione la vida”. Bueno, pues esos cantos de sirena tienen que llegar a la persona que en teoría era con la que no podía pactar el PSOE. ¿Ustedes se acuerdan de este sonido de la calle Ferraz el día que Pedro Sánchez ganó las elecciones con 123 diputados?

Bueno, pues ese “con Rivera no, con Rivera no” es un “con Rivera no”, como ustedes pueden imaginar, nada espontáneo. Eso salieron cuatro de la sede de Ferraz, se pusieron en la calle, le dijeron a los 20 que había lo que había que gritar y empezaron a gritarlo y acabó todo el mundo “con Rivera no, con Rivera no”. No crean ustedes que de repente el pueblo socialista de Madrid se puso a gritar “con Rivera no”.

Bueno, pues de ese “con Rivera no” hemos pasado a “¿por qué no nos entendemos? ¿Por qué no te entiendes con nosotros? ¿Por qué no te entiendes con alguien como yo en lugar de entenderte con la ultraderecha porque, además, yo a Podemos lo he dejado en remojo y ahí lo tengo y, además, como dice Carmen Calvo, ¿cómo vas a vetar al partido hegemónico ahora mismo en España? Porque como es bien sabido, aquí los únicos que pueden vetar son ellos. Aquí los únicos que pueden decir “no es no” son Sánchez y compañía. Ahora, Sánchez y compañía, ¿cómo me va usted a decir a mí no es no? ¿Pero qué es esto, que yo soy hegemónico?

Bueno, hegemónico, tienes 123 diputados, que te vas a enterar pronto lo que es gobernar con 123 diputados. Te vas a enterar pronto lo que es querer sacar proyectos o no con lo que tienes y con los que te apoyan.

¿Y qué dice Albert Rivera? Hombre, si hacemos caso de lo que decía ayer aquí Begoña Villacis, escuchen. Bueno, eso lo dejo aquí a las 8 de la mañana, pero los minutos corren y en unos cuantos minutos se puede cambiar de opinión porque eso lo dijo una hora después en una televisión, con lo cual, ya empezamos a justificar algunos proyectos, lo cual no es ninguna tontería.

Es decir, es muy sensato lo que dice Villacís. Sí, claro. Miren, con el sanchismo ni en broma decía Rivera. Ahora puede entenderse con el sanchismo, pero defenderlo es más difícil. Es más complicado, no digo que sea imposible. Y luego, cuando reclama el PSOE que se rompan los cordones sanitarios, está muy bien. 

¿Pero cómo se rompen los cordones sanitarios? No solamente diciendo las tonterías estas de que somos hegemónicos y que somos los que la tenemos más larga y los que, además, escupimos más lejos y somos las que la gente nos quiere. No, los cordones sanitarios se cortan claramente con planes estructurados de Estado serenos y sensatos que excluyan a los separatismos y a la izquierda más sectaria que tiene a su izquierda, pero no demasiado lejos, el Partido Socialista.

Entonces empiezan a hacer planes. Y esos planes pueden acabar con los cordones sanitarios. Presenten ideas y estructuras de programas, pero guarde consignas y vociferios, que es lo que en muchas ocasiones exhiben.

Miren, que tomen nota de la izquierda que ha ganado en España con mayoría absoluta de Fernández Vara y la de García-Page, que es una izquierda pragmática que no quiere ningún coqueteo con separatistas ni con tonterías. Eso el partido que es partidario o que es favorable, incluso, a llegar a acuerdos con Bildu, como ha llegado para una moción de censura, y que llama a Vox ultraderecha.

Lo más