Herrera: "A mí no me acaba de convencer ese despeñarse de Cs en las encuestas"

Este lunes los principales dirigentes políticos se enfrentan a un debate que podrá romper el bloqueo político

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 11:44

Vídeo

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Bienvenidos a este 4 de noviembre del 2019. Hoy las temperaturas van a subir en el nordeste peninsular, van a bajar en Canarias, se esperan lluvias fuertes en Galicia y el Cantábrico. Seguiremos teniendo viento fuerte o muy fuerte en áreas montañosas, el litoral, Baleares. Un  nuevo frente va a recorrer la península del noroeste a sureste dejando lluvias en el Atlántico, Cantábrico, Pirineos.

Y mucho cuidado con el viento porque, miren, la borrasca Amelie nos ha dejado un reguero de incidencias y lo peor, un fallecimiento, es el caso en Palma de Mallorca. Se van a revisar todas las palmeras de la zona del Parque del mar después de que una brasileña de 41 años perdiera la vida cuando se dirigía a la Catedral. Iba con su marido y con su hija, la chiquilla tuvo que ser atendida por un equipo de psicólogos porque entro en shock. En Mallorca las rachas de viento alcanzaron 114 kilómetros por hora con olas de 4 metros de altur.Pero es que, además, esto ha sido algo generalizado. En Cataluña se recibieron 600 llamadas de emergencia, 250 en Asturias, 125 en Baleares, 90 en Castilla y León y en Bilbao se cayó la fachada de una casa, concretamente el último piso de un ático que cayó al suelo y felizmente no había nadie en la casa ni en el suelo. Se salvaron de milagro.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

A todo esto, esta noche ha continuado del rescate de 20 excursionistas en una cueva marina de Jávea, en Alicante. Eligieron un mal  fin de semana para practicar el paddle surf, que es esto de remar con una pala de pie sobre una tabla, las corrientes  le llevaban mal adentro, tuvieron que refugiarse en la cueva del lobo marino con temperaturas de 13 grados, se dio el aviso a las 4 de la tarde y a las 11 de la noche todavía había tres personas por rescatar.

Bueno, hoy es el día en el que pasan varias cosas: primero, hoy, lunes, se conocen las últimas encuestas; hoy, lunes, empieza la recta final hacia las elecciones del día 10 de noviembre; hoy, lunes, visita el Rey y la heredera Cataluña; hoy, lunes, viven un debate los candidatos con representación parlamentaria ante el escenario de un votante indeciso todavía en orden de los dos millones de personas, que no es cualquier cosa, o sea, que pasan muchas cosas.

Lo que hay que preguntarse es en qué pueden cambiar las cosas esta semana. Cuando llegue el día 10 sabremos quién tenía razón: si Tezanos o todos los demás porque todos los demás han publicado encuestas y la novedad, la media de las encuestas es que el centro derecha va un poco al alza, pero sin tirar cohetes porque no llega para gobernar. Por ejemplo, ABC pública la de GAD3, "el centro-derecha aventaja en 800.000 votos a la izquierda, pero no gobernará"; El Mundo, de Sigma Dos, dice "izquierda y derecha a solo 10 escaños con un 35% de indecisos"; y La Razón, NC Report,"a 13 escaños del vuelco".

Vamos a ver, ¿qué cosas pueden hacer que las tendencias de votación cambien? El debate no sabemos exactamente en qué medida, pero el debate puede influir: un debate que Sánchez prepara como todos contra mí, y es posible que sea todos contra Sánchez.

Este viaje del Rey a Cataluña es singularmente importante. Llega en un momento en el que las tensiones callejeras se van a centralizar en la presencia del Rey Borbón en en una ciudad que forma parte de lo que él es jefe del Estado. El jefe del Estado puede ir donde le de la gana  cuando quiera, tantas veces, y es bueno que vaya a Cataluña.

De cómo responda el Gobierno a lo que suceda o pueda suceder hoy en los premios Princesa de Girona, eso cuidado porque puede provocar vuelcos emocionales. Hemos conocido vuestros emocionales en la historia de España, acuérdense del 11M, aquello fue muy singular y muy espectacular y podemos hacer todas las consideraciones que quieran acerca de ello. En este caso estamos hablando de algo mucho más... No les diré que significante, pero, desde luego, no es de aquella dimensión. Ahora veríamos si eso se produce o no.
Veremos los disturbios preelectorales, incluso electorales, en Cataluña el día de reflexión o, incluso,  el acoso a algunos colegios el propio día de la elección. ¿Todo eso cómo puede influir en los dos millones de votantes que dicen o que pueden quedarse en casa? ¿Estamos dirigidos hacia un nuevo bloqueo político? 

Miren, con los datos de estas encuestas, con los datos del CIS es distinto. Los datos del CIS le dan una amplia mayoría, una cómoda mayoría a Pedro Sánchez, y en el PSOE están convencidos de que, efectivamente, esa es la realidad. Bueno, no solo en el PSOE, algunos estamos convencidos de que esa realidad es más posible de lo que parece. Con esos datos, hombre, va a necesitar a Pablo Iglesias que tiene un suelo de suelo de granito porque, oiga, le puede pasar de todo a esa formación, pero ahí tiene un tanto por ciento de votantes que no son fieles. Y se va a tener que entender con Iglesias aunque le quite el sueño, aunque eso no le deje sin respiración. Bueno, ya. Y, además, incluso, con el voto, con el apoyo de algunos más, el  PNV, el Partido Regionalista... Las cifras con todo no salen. Haría falta un nuevo Frankenstein.

Y la derecha difícilmente va a poder gobernar por un tanto que le voy a dar, que es la caída libre de Ciudadanos, que si quieren también que les diga, les exprese mis dudas personales, se las expreso: A mí no me acaba de convencer tanto esa bajada, ese despeñarse de Ciudadanos en las encuestas. No me acaba de convencer. Puede darse, ya lo veremos, pero no me acaba de convencer. Y con un Ciudadanos, desde luego, si está en caída libre, la derecha no puede gobernar.

Con un PP por encima de los 100 escaños, nadie le da 100 escaños,  pero bueno, por encima de los 100 escaños, y con un Ciudadanos que aguantara quitándole votos al PSOE  por su lado del centro izquierda, pues quizás sí que entonces podrían formar un bloque de gobierno en el que sería imprescindible Vox, que está al alza, absolutamente al alza. ¿Esa situación es posible? Posible lo es todo, probable menos.

Pero es que, ya les digo, el bloque de la izquierda tampoco es más sencillo saque más o menos votos que el bloque de la derecha. Aunque Pedro Sánchez pactara un gobierno con Podemos, y aunque eso le quitará el sueño, necesitaría, cómo les digo, a alguien más. Y el apoyo de los indepes tiene un precio. No sabemos lo que le pedían, pero hombre, más o menos nos podemos hacer una idea. Y lo de la gran coalición, que es que todo el mundo habla, la gran coalición, tenemos que hacernos mayores, etcétera, etcétera.

Bueno, ayer vimos a Pedro Sánchez decir aquello de "sabéis que yo cumplo lo que digo", que en realidad es una mentira, un embustero de narices, pero yo no pactaré nada con el Partido Popular. Bueno, es verdad que él cumplió cuando dijo aquello de "no es no". Veremos si rectifica u otra vez a nuevas elecciones, lo cual ya sería un auténtico pitorreo. Esa es la fotografía del día. Si quieren ustedes profundizamos ahora.

Audio

 

Lo más