COPE

Herrera: "Tenemos un Gobierno que promueve el terrorismo callejero de una extrema izquierda bien organizada"

Carlos Herrera critica la nueva jornada de protestas por el rapero Pablo Hasél, con ocho detenidos en Barcelona e incidentes en Bilbao

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 11:37

Vídeo

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Ya es lunes y son las 08:00 de este día 22 de febrero del 2021. Hoy justo se cumple un año del día en que la palabra confinamiento comenzó a sonar a lo serio. No en España, entonces en España todavía se estaba sopesando cómo iba a ser la Semana Santa. Nadie quería mentar la bicha, pero se sabía que la cosa iba a estar difícil porque en Italia confinaron once pueblos de Lombardía y el Véneto y aquí estaban las puertas abiertas, venía Italia, nosotros íbamos a Italia, qué decirles de la manifestación del 8M, que habría evitado 20 mil muertes, etcétera. Llegamos tarde como a casi todo, pero hace un año del primer confinamiento y dentro de poco hará un año del confinamiento en España y de esta pandemia y vamos por la tercera ola.

Puede afirmarse que España está descendiendo de manera clara su tercera ola, pero no que se haya librado de una cuarta, que algunos dicen: No, llegará después de Semana Santa. Si no se acelera la camapaña de vacunación, va a ser fundamental para esto y el comportamiento social tiene que volver a ser el comportamiento social que tantas veces se ha repetido. Si es el del verano o el de la Navidad veremos porque si algo ha demostrado la pandemia es que se puede contener sin paralizar la actividad económica, pero es imposible de contener si se relajan las limitaciones y las reuniones sociales. Un aprendizaje fundamental que los gestores deben saber aplicar. Cerrar la hostelería e imponer confinamientos no siempre sirve de mucho y, además, dispara la crisis si va a compañado de encuentros familiares masivos o grandes concentraciones. Entonces ya la fastidiamos. Veremos la campaña de vacunación.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

Bueno,sexta noche de disturbios por una supuesta libertad de expresión, que no se lo creen ni los que están quemando las calles por eso. Delincuentes puros y duros que aprovechan la ocasión para saquear comercios, para llevarse zapatillas Nike o una camisa. Y como la respuesta política es más que tibia, otra noche de destrozos.

Ocho detenidos en Cataluña, once heridos en Bilbao, allí la Kale borroka, Mossos y empresarios que piden más contundencia a las autoridades catalanas y estos anarquistas profesionales, toda la chusma que se dedica a robar tiendas. Destrozos habituales, pues saqueos de comercios.

La abogada de Hasél explica que el rapero no quiere compartir celda ni colaborar en las tareas de la cárcel

Bueno, imágenes de robos que retratan la auténtica dureza de las guerillas antisistema, que estos se creen la resistencia francesa luchando contra el totalitarismo, pero es que no sirven ni para la naranja mecánica, una banda de quinqui sin más.

Miren, la violencia callejera cuando se excita desde el poder, están retratando el comportamiento de los ciudadanos. Vamos a asustar a nuestros adversarios con gente en la calle. Las brigadas rápidas cubanas, los chavistas, lo que ustedes quieran.

Decíamos el viernes que el presidente del Gobierno callaba como buen impostor y se pasó tres días sin actuar como un líder. Un líder coge de verdad este problema por delante, no en función de los pactos de gobierno y de la necesidad de los equilibrios y de las tontunas y se queda callado. Abrió la boca para dar un pellizquito ligero: “Esto es una democracia plena y la violenvcia no cabe”. Solo le faltó decir que abominamos de la violencia venga de donde venga. Es lo que dicen siempre los que quieren disimular la violencia que viene de su bando.

Esto les enfrenta la Policía, los Mossos a una extrema izquierda bien organizada, terrorismo callejero, ladrones al saqueo. Imágenes que dan la vuelta al mundo, como han dado la de otros lugares, pero con la diferencia que aquí hay un gobierno que calla, que asiente o que directamente lo promueve. Igual que el Gobierno de la Generalitat de Cataluña, que está con la espiral destructiva de cada dos por tres en las calles de Barcelona. Es esta izquierda de salón que admite el uso de la violencia revolucionaria como legítima para conquistar el poder.

Sesión de control al Gobierno en el Congreso

MADRID, 03/02/2021.- El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d), y el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, llegan a la sesión de control al Gobierno, este miércoles en el Congreso de los Diputados. La primera sesión de control al Gobierno en el Congreso desde el mes de diciembre está marcada este miércoles por la tercera ola de la pandemia, la llegada al Ejecutivo de Miquel Iceta, que se estrena en la Cámara Baja, y la campaña de las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero. EFE/Chema MoyaChema Moya

EL QUE DESBARATÓ EL GOLPE, EN ABU DABI

Y la democracia es plena como dice el presidente del Gobierno. Pues, hombre, no se puede decir eso y a la vez apoyarse en quienes desprecian la democracia, quienes desafían el Estado. Pero, miren, ahora se cumplen 40 años de un auténtico desafío al Estado de Derecho, a la democracia, que fue el golpe del 23 F. Aquel golpe que se da la circunstancia, fíjense ustedes, estos días lo recordaremos con detalle, en el que está ausente el hombre que lo desbarató de verdad, Juan Carlos de Borbón, al que el Gobierno ha procurado que se vaya, no de su casa, de España. Y no estará Juan Carlos I en los actos del Congreso, que seguramente se hará una purria, pero bueno.

Aquel golpe del 23 F que tenía una trama civil, desde luego, muy escondida porque, por cierto, no hubo ninguna resistencia civil, todo sea dicho, y en el que sí que hubo varios héroes. El comportamiento de Juan Carlos I, el de Adolfo Suárez, el de Gutiérrez Mellado, el de alguno más.

El Congreso pagó más de 800.000 euros en taxis y kilometraje a los diputados en plena pandemia

El diputado popular Teodoro García Egea interpela al vicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias durante una nueva sesión de control celebrada en el Congreso de los Diputados en medio de nuevas discrepancias en el seno del Ejecutivo con sus socios de Unidas Podemos. EFE/Juan Carlos Hidalgo

En aquella tarde estaba jugando al pádel el Rey Juan Carlos con su amigo Miguel Arias después de comer. Cuando llegaba para cambiarse, una ducha y ponerse a trabajar, acababa de entrar Tejero a golpe de pistola, “quieto todo el mundo”, en el Congreso. Perplejidad. Y se pone el Rey Juan Carlos I el chandal a hablar con todo quisque: con unos, con otros, a saber exactamente cuál es el alcance de ese golpe de Estado. Y hay palabras del propio Rey Juan Carlos que dice: yo ya sabía, primero, que aquello iba a fallar, que nos íbamos a oponer frontolamente, pero, segundo, porque era una chapuza. Pero qué golpe de Estado es ese en el que no se cortan las comunicaciones del jefe del Estado. Yo podía seguir hablando con quien quisiera, maniobrando con quien quisiera... ¿Cómo a mí no me pusieron un tanque delante de palacio porque esperaban que yo hiciese algún gesto porque ellos querían transmitir la sensación de que yo estaba con el golpe? Pues a lo mejor, pero cometieron con eso un error porque me dejaron manos libres.

Y habló con Milans y habló con Armada. A Milans le ordenó tajantemente que volviera a meter los tanques y Milans le dijo que no, que eso lo hacía por salvarle a él. Con Armada habló dos veces, una para decirle que no hacía falta que viniera, que era lo que deseaba Armada para darnos una señal a todos los demás. Y la segunda, cuando Armada lo llama para decirle que se va al Congreso a intentar solucionarlo. Y el Rey le dice: No te doy permiso. Pero da igual porque te vas a ir, vas a hacer lo que te de la real gana, pero que sepas que vas sin mi permiso. Y cuando llega Armada y cuado se enfada con Tejero, que dice: Yo no he venido aquí a pegar tiros para que ahora me monté usted un gobierno con socialistas y... ya lo sabemos. Cuando se organiza la salida de los diputados todos salen convencidos de que ha sido Armada quien ha depuesto la actitud de Tejero, todos creen que es el héroe. Y cuando llega Adolfo Suárez a palacio, que lo llama el Rey, llega abriendo la puerta y dicendo: Majestad, hay que condecorar a Armada, que es el que ha desmontado todo esto. Y el Rey le dice: Si, sí, siéntate que te lo voy a explicar. Automáticamente hay que meterlo en la cárcel porque Armada es el que ha creado todo esto. Y Suárez se queda absolutamente perplejo. A Suárez no le gustaba nada Armada y después de ellos todos los demás.

Estos días se está hablando del general Juste. Es verdad que el general jefe de la División Acorazada Brunete, que cuando llega a su puesto, estaba dos días fuera, se encuentra al gobernador militar de La Coruña allí sentado de jefe, es el que llama a Zarzuela y dice que Armada ni vaya ni aparezca por allí porque es la señal. Se lo dice a Sabino Fernández Campo que entra en ese momento en el despacho del Rey, que había recibido la llamada de Armada diciéndole quiero ir a la Zarzuela. Y Sabino dice con el dedo: Ni se te ocurra. El Rey no le interesa recibir... Y eso bloquea muchas de las cosas del golpe que después bloquea llamada a llamada, gesto a gesto. El que desbarató el golpe en Abu Dabi.

<div class='agileembed'><PublisherRemove><img src='http://cope-cdnmed.agilecontent.com/resources/jpg/7/8/1613980371787.jpg' alt='alt de la foto' style='width:100%'><div class='close'></div></PublisherRemove><esi:include src='/component/asset/cmp-multimedia.shtml?id=1370754&amp;quality=SMALL,MEDIUM,MEDIUM,HIGH'></esi:include></div><p/>

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar