Audio

Herrera a las 8, jueves 26 de marzo de 2020

 

Carlos Herrera analiza el balance de fallecidos y pide a los ciudadanos que se queden en casa

Tiempo de lectura: 5Actualizado09:15

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Es jueves, es 26 de marzo del 2020. Venimos desde las 06:00 hablándoles e informándoles de qué va a ser, de que el Congreso de los Diputados ha convalidado esta mañana la prórroga del Estado de Alarma, de que la cima, la cúspide, el vértice de la pirámide no se ve. No solo no se ve, sino que por más de algunas buenas palabras que nos quieran dedicar parece, incluso, lejos.

Déjenme que les haga una consideración de entrada para que después no sean sospechosas las palabras que yo hoy pueda decirles. El PSOE, el Gobierno, Podemos no son los inventores del virus ni los culpables de la llegada del virus a España como Rodríguez Zapatero no fue el culpable de la caída de Lehman Brothers. Otra cosa es cómo se hayan gestionado estos asuntos, que seguramente  tienen algún aspecto muy mejorable. De ello hablaremos hoy, pero no deberíamos pasar por las cifras del coronavuirus como si esto se tratara de una estadística más porque a veces tengo la sensación cuando les estoy diciendo que hay más contagiados, ayer hubo 738 muertos en las últimas 24 horas, que les estoy dando una estadística. Y ante esta magnitud corremos el riesgo de perder la perspectiva exacta de la tragedia que se está desarrollando en hoteles, en residencias de ancianos, en hospitales mientras usted y yo seguimos confinados en nuestra.

HERRERA PIDE NO TRATAR A LAS VÍCTIMAS COMO CIFRAS

Yo no sé si existe un acuerdo tácito entre las televisiones, por ejemplo, para ocultar las imágenes más dramáticas de esta pandemia. Lo hubo en EE.UU. cuando el derribo de las Torres Gemelas. No hubo imágenes cuando los bomberos iban sacando de aquel hoyo, pero no estamos viendo la tragedia, es decir, no vemos los féretros amontonados como hemos visto en Italia, no vemos el dolor de las familias ni vemos la soledad. De vez en cuando nos sobrecogemos con la última hora de una residencia donde el virus se ha cebado especialmente, etcétera, etcétera. Y hasta ahí llega el dramatismo. A seguir con la noria de la información.

Y no vemos a las víctimas, solamente vemos imágenes de voluntarios cosiendo mascarillas, vemos a policías, militares patrullando los rincones del país. Vemos a los sanitarios que están librando una batalla, oiga, a brazo partido. Nos recreamos, enviamos imágenes de los aplausos que, como dice Álvarez Gundín, se ha transformado en "Balconia". Y así lo podríamos llamar, Balconia, pero esa no es la realidad de la enfermedad, ni siquiera las ocurrencias bienintencionadas de tantos españoles. Que yo me ponga una camiseta hoy de un equipo de fútbol para hacer el programa. 

No miren ustedes, esa es una realidad engañosa. La realidad es mucho mas triste y más dramática. La realidad son miles de personas que se han quedado en el camino y que están a punto de convertirse en invisibles. Es que en pura, en fría estadística, tan fría como el Palacio de Hielo de Madrid. Y están ahí, eso es lo más terrible de esta situación.  No hay que olvidar a cada una de las 3.000 familias de españoles que han perdido a un ser querido en esta crisis y no han tenido la ocasión de despedirles como estamos enseñados a hacerlo. 

Ayer España se convirtió en el segundo país del mundo con mayor número de víctimas mortales por delante de China, si es que aceptamos las cifras de China como buenas que eso, en fin, habría que ponerlo en duda.

HERRERA ANALIZA EL BALANCE DE FALLECIDOS

Pero ayer en 24 horas murieron 738 personas, más o menos 30 fallecidos en cada una de las últimas 24 horas. Anteayer fueron 512, el dia anterior 462. ¿Cuántos van a ser hoy? No pueden ser una estadística más. En los atentados del 11-M murieron 193 personas, fue nuestra mayor tragedia. Bueno, ayer murieron, solo ayer, 734, más del triple, y eran personas que no tenían que haber muerto tampoco. ¿Cuál es la dimensión de esta tragedia? Mire, en los atentados de las Torres Gemelas murieron 3.000 personas, en España en estos días 3.400, es decir, no despachemos esas cifras como si fueran las previsiones del tiempo o cotizaciones de bolsa. No podemos hacerlo.

La pregunta que yo le hacía al principio. ¿La cima se ve o no se ve? ¿Estamos llegando al pico de la enfermedad o no? No los sabemos. A ver, parece que se está estabilizando el número de contagios en Madrid con un crecimiento del 18%, pero no en Cataluña. En Cataluña la tasa de crecimiento es del  47%, en Murcia del 54%. Hoy superaremos con creer la cifra de 50.000 enfermos registrados. Evidentemente hay muchos más, aunque también hay 5.300 curados.

HERRERA CREE QUE EL GOBIERNO NO ESTÁ A LA ALTURA

Entre los nuevos afectados, la vicepresidenta Carmen Calvo, que ha pasado de ser negativo no concluyente a positivo en coronavirus con todas las de la ley. Nos ha querido entretener el Gobierno un día para ver si ganaba tiempo y a ver quién hacía que presidiera la Comisión de Subsecretarios de Estado, que no lo hiciera Pablo Iglesias. Yo qué sé, es una interpretación mía porque interpretar a estos que reconocen hasta que mienten... Interpretar a estos que sacaron aquella pancarta en la manifestación del 8 de marzo que decía "el coronavirus no mata más que el machismo". Sí, sí, el coronavirus no mata más que el machismo es lo que decía aquella pancarta en aquella manifestación que hoy, cuando menos, resulta sarcástica, aunque no hay nada que sorprenda en un Gobierno que no está a la altura.

Carencias de material sanitario. El Gobierno anunció ayer la compra de material en China por valor de 462 millones de euros. Hasta que todo eso llegue a España las comunidades y van tirando con las compras que cada una de ellas ha podido hacer por su cuenta. 
Y de acuerdo, no es el momento de hacer sangre, pero es muy difícil de explicar que todo un Gobierno de uno de los principales países del mundo, Balconia, no haya sido capaz de cerrar un contrato de compra hasta ayer 25 de marzo, cuando llevamos 13 días desde que se decretó el Estado de Alarma y 18 en el que se anunció el cierre de colegios por la expansión de la enfermedad. 

Ayer pleno del Congreso. Cinco decretos gubernamentales, prórroga del Estado de Alarma, votación abrumadora, exquisito respeto a las formas, pero, en fin, Sánchez intentando justificar su gestión, pidiendo unidad, lealtad, tiempo, y los grupos de oposición le dieron su apoyo al Estado de Alarma, pero le recordaron sus negligencias. Y curiosamente, sus socios, los que le han llevado donde está ,le dieron la espalda. 
Vaya, hombre, lo que son las cosas. También le recordaron el tono que el utilizó con el Gobierno en una situación, el brote de ébola, que distaba, que no tenía nada que ver con la gravedad de esta. Y le recriminaron la actitud de la parte podemita de su Gobierno, de todos estos charlatanes, empezando por el charlatán mayor de la coleta, organizando protestas, caceroladas contra el jefe del Estado, lanzando soflamas ideológicas contra el sector privado habiendo lo que había. El pleno de ayer es el anuncio de la legislatura que le espera a este Gobierno cuando todo esto haya pasado porque son muchas preguntas sin respuestas que se reducen a una sola: ¿Por qué España está siendo golpeada como ningún otro país desarrollado a excepción de Italia? ¿Por qué tenemos las cifras que tenemos de muertos? ¿Por qué el descontrol de medios? 

HERRERA TE PIDE QUE TE QUEDES EN CASA

Ya le digo, no todo hay que atribuirlo al Gobierno, es que el Gobierno no ha espolvoreado el virus por los colegios. Pero probablemente nunca hubiéramos llegado a estos niveles con una gestión más prudente y más eficaz. 

Ahí están los palmeros de Gobierno, todos los garitos, palmetos que tiene en los medios de comunicación, que pueden seguir hablando de los recortes de Rajoy y todas estas cosas que son tan ridículas... Es el único patético argumento de defensa de este Ejecutivo.

Y el Gobierno puede seguir haciendo malavares con las fechas, que si fue el día 9, el 8 por la tarde, si la semana anterior... Que se puede marear la perdiz toso lo que se quiera, pero todo se trata de excusas, de medias verdades, choca con un muro que es el sentido común. El sentido común y los datos que ya tenía el Gobierno, que dictaban que se tenía que haber suspendido cada acto multitudinario como se suspendieron congresos y como se habían suspendido los carnavales de Venecia. Y a partir de ahí, ahora si quieren les saco las estadísticas y le digo cuándo y dónde y cuántas altas y desgraciadamente cuántos fallecidos. La pregunta sigue siendo la misma: ¿Dónde está el pico? La cima aún no se ve.

Por los clavos de Cristo, tengan mucha prudencia, quédense en su casa, no hagan el cretino paseando perritos y yendo a comprar cervezas. Quédense en su casa, no se arriesguen. 738 murieron en 24 horas. No se arriesguen.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo2

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar

Consultorio laboral, legal y económico

Con Gay de Liébana

Ver