Naranjo III: "Para que luego digan que Iglesias no aporta: el diccionario incorpora la palabra casoplón"

Antonio Naranjo precede a la tertulia de Carlos Herrera clavando la actualidad con los temas más mordaces, humanos, ácidos e incluso cómicos del día.

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:05

¿QUÉ HA PASADO EN LA ASAMBLEA DE MADRID?

Un clavo aclaratorio para comenzar. El parlamento madrileño ha aprobado una PNL, con los votos de PP, Cs y Vox, instando a la ilegalización de los partidos independentistas que atenten contra la democracia y pidiendo que la UE incluya a los CDR en la lista de grupos terroristas. Sorprendentemente, PSOE, Más Madrid y Podemos han puesto el grito en el cielo, tildando de franquistas a todos. Aclaremos: esa moción repite lo que dice la Ley de Partidos de 2002, que no persigue ideas, sino la puesta en práctica de las que atenten contra la convivencia democrática. Y que, por cierto, fue aprobada por el PP, el PSOE, Coalición Canaria y, agárrense, CiU.

EL SEGUNDO CLAVO DEL DÍA

Pues para Pablo Iglesias. Para que luego digan que no ha aportada nada a España. Ahí tienen la nueva edición del diccionario de la Real Academia, que acaba de admitir el uso del término “casoplón”. Quizá no haya solventado gran cosa en la política nacional, e incluso hay quien dice que ha contribuido decisivamente a degradarla un poco más; pero sus aportaciones al lenguaje cotidiano son ya indiscutibles: sin Pablo, ni el urbanismo serrano ni el catálogo de expresiones capilares serían ni los mismos ni tan populares.

Y EL TERCER CLAVO

Un clavo dolido y espeluznado en homenaje al chaval fallecido ahogado mientras el 112 le trataba como si él estuviera borracho y a su madre tonta. Los médicos salvan a miles de personas a diario. Los recursos a veces no dan para atender a todos en todo con la necesaria rapidez. Esto podemos entenderlo, por mucho que duelan tanto dramones como el de Aitor García. Pero lo que es intolerable es la falta de sensibilidad, de empatía y de humanidad que muestra el tipo que atiende el teléfono. Quizá no le hubiera salvado tampoco, pero no le hubiese faltado al respeto con un cruel y quizá mortal endiosamiento.

UN ÚLTIMO CLAVO

Se ha muerto la gran Margarita Salas, nuestra Madame Curie. Pero nos quedan mujeres espléndidas como la historiadora Carmen Iglesias, autora de esta frase que lo mismo vale para las Elecciones del 10N que para Cataluña: “Una falsa historia acaba formando parte de una fantasía colectiva que rompe la convivencia”. Para enmarcar

Lo más