Jorge Dezcallar, en COPE: “Marruecos no nos puede pedir cosas que en estos momentos no le podemos dar”

El exembajador Jorge Dezcallar analiza en 'Herera en COPE' las relaciones entre España y Marruecos

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:10

El exdirector del CNI y exembajador de Marruecos, Estados Unidos y la Santa Sede Jorge Dezcallar considera que la tensión entre España y Marruecos tras lo sucedido en Ceuta “no se ha resuelto, esa irritación continúa y la van a pagar sus ciudadanos”.

La última decisión que ha tomado nuestro país vecino ha sido la de excluir a los puertos españoles de la Operación Paso del Estrecho por nuestro país, por segundo año consecutivo, como consecuencia existente entre los dos países que creció una vez que España acogió al Brahim Gali, el líder del Frente Polisario. Una decisión que para Dezcallar ha sido “la gota que ha colmado el vaso” explicando que “se tenía que haber avisado a Marruecos de que lo traíamos, porque era ingenua pensar que no se iban a enterar”. En este sentido, argumente que “al haberlo ocultado es lo que le ha servido a ellos de excusa”.

Sin embargo, la cuestión de fondo como explica el exembajador es que “ellos desearían que España siguiera la estela de Trump cuando reconoció su soberanía sobre el Sahara, se le ha hecho una constelación planetaria muy favorable, piensan que es el momento ideal para acabar con lo que ellos llaman su proceso de integridad nacional, donde por cierto también incluyen Ceuta y Melilla. Ellos nos acusan de ser el país que se dice amigo pero que impide su completa integridad como nación y como país”

Explica Jorge Dezcallar que “el problema del Sahara es el enfrentamiento en el Magreb entre Marruecos y Argelia dos países vecinos que tienen cerradas sus fronteras. Marruecos no aceptará un Sahara independiente porque piensa que sería un Estado fallido y nos quiere arrastrar entre lo que es un problema entre dos países vecinos del Magreb y hacemos muy bien en mantenernos fuera”.

Afirma Dezcallar que “tenemos que aprender a convivir con las diferencias cuando estas no tienen solución pero algún día se relajarán y cuando esto ocurra entonces Marruecos tendrá que explicar a su gente porqué montó este problema, porque nos está pidiendo cosas que ahora mismo nosotros no le podemos dar”.

Mucho se ha hablado, desde que empezó esta crisis con Marruecos, que debería haber una llamada del Rey a Mohamed VI recordando la buena relación de Don Juan Carlos I con Hassan II, y a este respecto también se pronuncia el exembajador “creo que hay cosas de todas formas, dada la importancia del Rey, la figura del Rey, el peso político del Rey en la política interna e internacional que es muy fuerte y además lo es de acuerdo con la propia constitución marroquí. Creo que hay cosas que hay que guardar para el momento necesario y el momento necesario es el Gobierno quien puede estimar cuándo se produce. Es un último recurso, en todo caso”.

Por último, señala Dezcallar que “Marruecos necesita siempre cariño de España pero tiene que ser compensado con un golpetazo en la mesa de vez en cuando porque si ellos percepcionan debilidad por nuestra parte, pues le anima a crecerse en la relación bilateral y el golpetazo en la mesa hay que darlo con cariño pero con firmeza al mismo tiempo”.