• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Dimash, un kazajo con voz de soprano que triunfa en la televisión china

Su registro vocal es de 5 octavas y 9 semiritmos. Es decir, va del barítono al soprano sin ningún esfuerzo. 

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:58

Existen personas que son capaces de hacernos viajar desde de lo más bajo hasta lo más alto en pocos segundos. Personas que, durante unos minutos logran retener toda nuestra atención, como si de un imán se tratara. Con un don y una habilidad únicos consiguen que nos olvidemos de la realidad que nos rodea. Son personas que, con sólo regalarnos un trocito de sí mismos, hacen que nuestros pies se separen un poco del suelo y nuestro corazón se ensanche un poco más. 

Dimash Kudai-Bergen es una de ellas. Puede que su nombre no te suene. Es un joven de 24 años, nacido en Kazajistán y que ahora mismo es en Asia un auténtico líder de masas.  ¿Por qué?  Su registro vocal es de 5 octavas y 9 semiritmos. Es decir, va del barítono al soprano sin ningún esfuerzo.  Pavarotti y Caballé escondidos en un mismo cuerpo.

Dimash es muy joven, tan sólo tiene 24 años. Y su rostro hace justicia a esa edad. De rasgos muy finos, pelo liso con raya en medio, sonrisa tímida y ojos penetrantes.  La verdad sea dicha, la música nunca fue una desconocida para este joven. Podría decirse que la mamó desde sus inicios. Sus padres son dos conocidos cantantes kazajos y ya desde pequeño, Dimash les acompañaba en sus conciertos. 

A los cinco años empezó a estudiar piano y desde muy tierna edad componía su propia música y hacía arreglos a canciones tradicionales kazajas.  Siempre apoyado por su abuela Miua, también cantante, que le acompañaba a sus clases de piano pese a sus problemas con las piernas. Como sucede en muchos casos, Dimash Kudaibergen decidió labrar su futuro profesional y buscar el éxito por sí mismo, basándose en sus propios méritos.  Así que se puso manos a la obra. Participó en varios concursos de música en su país, pero fue en 2017 cuando probó suerte en un Talent Show de China, Singer 2017. Y entonces su vida cambió: su nombre y su arte se hicieron mundiales.

No tuvo que hacer mucho más. Las redes sociales se encargaron de que la voz de Dimash hiciera su magia en todo el mundo.  Y por eso ya puede presumir de ser considerado el Mejor Artista de Asia, El Mejor cantante del Extranjero en Asia... y otros varios galardones que tiene en su haber. 

(“Todo lo bueno y lo malo que nos pasa es sólo un momento en la vida. Para mi los valores espirituales de las personas son más importantes que sus logros profesionales. Venimos a este mundo para ser personas, no cantantes o profesores, sino personas ante todo. Deberíamos apreciar más esos valores espirituales y las cualidades humanas. Trato de mantener los pies en el suelo, tal y como me han enseñado mis padres. Una vez se te sube la fama a la cabeza, ya no hay vuelta atrás”, asegura. 

Podría haberse dejado llevar por las mieles del éxito. De los aplausos. De los admiradores. De las camisetas con su cara.  De todas las personas que aclaman su nombre en los aeropuertos de los países que visitan. Pero Dimash sólo tiene palabras de agradecimiento. "Son los fans los que hacen estrellas a los artistas. Así, mis oyentes me ven como una gran estrella y me tratan como tal. Son muy fieles y me dan mucho apoyo. Son familia para mi. E igual que quiero a cada miembro de mi familia, quiero y aprecio a cada uno de mis seguidores”, ha contado.

Dimash no sólo canta. También compone. Además toca con soltura, atención, el xilófono, la guitarra, la batería, el piano y el dombra, un instrumento típico de la zona de Uzbekistán y Tayikistán.  Dimash ha asegurado en varias ocasiones que es una persona feliz con mayúsculas. Porque se dedica a lo que le realmente le gusta: la música. Y porque gracias a ella puede llevar un poco de su querida Kazajistán natal al resto del mundo. 

Dimash es muy joven todavía y tiene una más que prometedora carrera por delante. Freddie Mercury, Whitney Houston o Mariah Carey son sólo algunos de los cantantes que cuentan con registros vocales similares. Sus canciones se pueden escuchar en inglés, en italiano, ruso, francés, mandarín o alemán. El mundo le espera. Europa y América son sus próximos escenarios. Nosotros desde aquí le esperamos con los brazos, y los oídos, bien abiertos. 

Lo más