COPE

“A Blanca le daban igual los trofeos y medallas, sus mayores logros eran sus hijos”

Lola Fernández Ochoa, exesquiadora profesional, hace en Fin de Semana con Cristina un emotivo recuerdo de su hermana, fallecida hace 19 meses

Cristina López Schlichting
@crisschlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:43

Somos una tribu, aunque otros lo llaman clan o una piña, que también vale”, así lo afirma Lola Fernández Ochoa en Fin de Semana con Cristina, donde ha hecho un muy emotivo recuerdo de su hermana Blanca, pero antes ha explicado que lo de esquiar, por supuesto, viene de familia, que además ha batido un récord: “Somos ocho hermanos y seis nos hemos dedicado a la alta competición, récord en una misma familia. Todo un orgullo”.

Lola explica que, “cuando estás en esos niveles de que te juegas todo en una décima de segundo en una carrera no piensas en nada que no sea ganar, pero el deporte y más el esquí el mínimo fallo, y con esa pendiente y ese hielo, es tremendo. Ella tuvo un pequeño error y se cayó, para ella fue tremendo. Tenía el oro al alcance, pero pobrecita. Pensó en retirarse y yo la llamaba para que no lo hiciera, así que ganó el gusanito de reintentarlo y no poder irse sin su medalla. Fueron cuatro años muy duros, mucho sacrificio, se rompió un hombro, otra vez sola… pero al final lo logró”.

Una plataforma de cine y series online ha publicado un documental sobre Blanca, el cual Lola valora: “Es muy bonito y un poco duro. Está muy bien hecho pero me ha faltado la parte divertida, que era tremenda, se reía de sus desgracias, de sus fríos, de todo. Había momentos que estaba muy mal y cuando se retiró le diagnosticaron bipolaridad y eso fue muy duro, pero tuvo una vida soñada: éxito, viajes, experiencias maravillosas y únicas. Una vida corta pero muy bonita”.

Sobre su hermano Paco, ‘Paquito’, Lola le recuerda como “pasional”: “Todo lo que hacía lo hacía con pasión. Desde ir a por setas, y era el que más cogía, hasta jugando al golf… todo. Siempre con una sonrisa en la cara, vitalista, risueño y te contagiaba ya los que estaba alrededor, como buen hermano mayor, nos animaba a ser risueños y divertidos. ‘Que nadie nos gane a reír’, decía”.

La exesquiadora recuerda que ella empezó “con cinco años”, cuando Paco ganó los JJ.OO. y a ella le pusieron los esquís: “Paco me llevó entre las piernas y en el escaparate de esa pista tan emblemática empecé”. También lo bien que siempre tratan a la prensa: “En mi casa había muchos periodistas y mi hermano Paco, nuestro director de orquesta, siempre nos ha obligado, a veces con broncas, a atender a la prensa, ser respetuosos”.

También ha abordado si Blanca llegó a aborrecer el éxito: “Es verdad que cuando estás en competición sueñas con éxito. De los seis hermanos que competimos solo dos han tenido grandes triunfos, el resto hemos hecho pinitos. Una vez que te retiras, ese vacío que tienen los deportistas por no tener objetivo en la vida y tienes 30 años sin saber hacer nada, ahí empieza un problema muy grande, hay que hacer cosas”. De hecho ha contado una historia muy curiosa: “Blanca tenía muchos trofeos. Un día llegué a su casa y la encontré tirándolo todo, la tranquilicé, mandé a su casa y recogí del contenedor lo que pude. Guardé todo. Después, de lo que pasó, se me olvidó que lo había guardado y este año, al poner el árbol de Navidad, lo reencontré. Y en una de esas cajas ponía ‘antorchas y trofeos de los cojones’, lo recorté y lo he enmarcado. De las pocas cosas que al leerlo sonrío, Blanca era así. Le daban igual sus triunfos, sus medallas eran sus hijos. Quería pasar desapercibida, quizás por su bipolaridad: días muy risueña y otros muy mal. Los trofeos eran insignificantes”.

ctv-jzb-whatsapp-image-2021-04-18-at-142021
  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Y en ello ha profundizado: “Cuando se retiró pensamos que había caído en depresión, de hecho la trataron. Aquello no iba bien hasta que al final se la ingresó, le hicieron un estudio intensivo y era bipolaridad. Tenía momentos muy buenos y otros meses muy mal. No quiso contarlo y, como mucha enfermedades mentales, te avergüenzas y no sabes explicar qué te pasa. Ella no lo sabía, es como si fueras conduciendo y el volante no responde. No entendía por qué había días que no podía levantarse. Con el documental hemos intentado que la gente sepa un poco más de etas enfermedades mentales. Lo primero es contarlo para que te echen un cable, intentar exponerlo porque no sirve de nada guardarlo y sufrir como sufrió ella”. Al respecto Lola confirma que está trabajando en un proyecto del que aún no puede hablar, pero promete que Cristina será “la primera en saberlo” en cuanto esté en marcha: “Se lo debemos a Blanca”, finaliza.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar