COPE

Schlichting, sobre la Ley de la Eutanasia: “Con el aplauso del parlamento se perderán besos y abrazos finales"

Cristina L. Schlichting lamenta el haber abierto la puerta a la eutanasia, en un país en el que cuidar a nuestros mayores era una apuesta que todos admiraban

Cristina López Schlichting

Cristina López Schlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:10

Vídeo

¡Muy buenos días España! ¡Que ya es primavera! En media hora se inaugura oficialmente la estación con este sábado frío, 20 de marzo, que ya se sabe cómo es la amiga primavera, variable y caprichosa “qual piuma al vento”, que cantaba Verdi en Rigoletto.

LA ALEGRÍA DE LA PRIMAVERA

Con tantas cosas que le hacemos al medio ambiente, parece mentira que, puntuales y hermosos, hayan brotado los almendros y prunos, las mimosas tempranas. Que estén restallantes una vez más, las yemas de los árboles, como botones dispuestos a apretarnos la alegría. La naturaleza nos cuenta que no está derrotada, que nos piensa condecorar con flores y ríos, aunque nos portemos como niños mal criados o la pandemia nos agote. Así es la tierra, el universo, pródigos y generosos, dispuestos a darnos otra preciosa oportunidad.

LEY DE LA EUTANASIA

Y por eso es tan bobo y queda tan mal el aplauso de los parlamentarios a la aprobación de la Ley de Eutanasia, como bien decía nuestro Carlos Herrera.

Vídeo

Tan contentos y orgullosos, ellos y ellas. No han construido autopistas ni cerrado una tratado de paz internacional, no, aplauden porque una persona puede pedir un veneno para quitarse la vida. Bobos, por lo menos aprobadlo en silencio respetuoso. Que no habéis aprobado la sedación para los dolores, no, que habéis dado luz verde al uso de una substancia tóxica letal, como el pentobarbital sódico que utilizamos para los animales.

La primavera restalla alrededor y nosotros nos alegramos por la muerte, así somos los seres humanos. Necios.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

LAS PALABRAS DE IGLESIAS SOBRE AYUSO, MANIFESTACIÓN EN MADRID, MOCIONES DE CENSURA...

En esta bella mañana de primavera podría hablarte de las tonterías que dice Pablo Iglesias, que afirma que Isabel Ayuso va a ser, no es que sea, que él augura que va a ser una delincuente que entrará en la cárcel, ha dicho ayer en la tele.

O contarte que esta tarde tienen los antisistema convocada una manifestación ilegal en Madrid, y que seguramente se van a llevar cuatro porrazos de los antidisturbios. O podría contarte que una diputada de Ciudadanos, María Montero, se ha ido en Castilla y León al grupo mixto y facilita la moción de censura que está pendiente de voto allí, con lo que a lo mejor tenemos también espectáculo, como en Murcia. O decirte queÁngel Garrido, el que fuera presidente de la Comunidad de Madrid tras la dimisión de Cristina Cifuentes, también deja Ciudadanos en Madrid y se va a su casa cansado de la política. Pero todas estas cosas, Pablo Iglesias, lo de Ciudadanos o las manifestaciones pasarán deprisa y la próxima primavera ni nos acordaremos de ello.

UNA LEY SIN MARCHA ATRÁS

Sin embargo, el haber abierto la puerta a la eutanasia, no tiene vuelta atrás. Es un cambio de mentalidad en un país donde cuidar incansablemente a nuestros viejos y enfermos era una apuesta que admiraba a todo el mundo, donde apostar por vivir parecía un signo de españolidad, porque nos preciábamos de sacar una sonrisa incluso a los moribundos. A fuerza de ternura. Ahora no, ahora somos como los holandeses o los belgas. Qué adelanto.

Hay quien dice ¿y quién te obliga a morir? Esto es como el divorcio, que lo hace el que quiere, que la ley no te obliga. Pero no es verdad. En primer lugar, no es como el divorcio, no tiene vuelta atrás. Y, en segundo lugar ¿acaso vive el hombre en soledad? ¿Es que no es verdad que cuando estás a punto de tirar la toalla, cuando no puedes más, una palabra, una sola palabra de ternura de otro puede salvarte la vida? ¿Y qué pasa si esa palabra es una ley que te dice que sí, que es normal acabar?

Dirás que morirnos hemos de morirnos todos. Sí, pero unos días pueden darte opción a una conversación crucial. O una hora más puede ser decisiva contigo mismo. Con tu paz. Nunca sabemos ¿acaso somos dueños de los almendros, que renacen si les da la gana y cuando les da la gana? Somos pequeñas criaturas que estos días aplaudimos a la muerte como si fuésemos dioses, porque creemos con ello ganar en libertad, pero que no tenemos el poder de alargar una sola hora nuestra existencia.

Parece que nada ha cambiado que todo sigue brotando y brillando, pero España es distinta, Gracias al aplauso del parlamento se perderán muchos besos, lágrimas y abrazos finales, tal vez los más importantes de una vida. Sus señorías han aplaudido lo que no saben, porque el ser humano, sencillamente, señorías, no lo sabe todo.

Es particularmente bobo que esta ley, una de las más temerarias del mundo, en el único país del mundo que nos pone una prestación para morir en el sistema nacional de salud, pero a la vez nos niega el acceso universal a los cuidados paliativos, se haya aprobado cuando luchamos con todas nuestras fuerzas para no morir de covid, o para que no mueran los que amamos.

SE RETOMA LA VACUNACIÓN DE ASTRAZENECA

Esta semana se ha estado abierto el debate sobre si la vacuna de AstraZeneca es o no segura. Y ya sabéis que España se ha sumado finalmente a los países de Europa que han decidido seguir vacunando con ella. Otros, como Suecia, Noruega y Dinamarca siguen calibrando la decisión.

Audio

Noticias relacionadas:

Qué opina COPE sobre la eutanasia

Consumada la ley de la eutanasia

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar