COPE

Audio

La Esquina del Misterio, con Javier Sierra: “Buero Vallejo estaba obsesionado con los ovnis”

El investigador y divulgador científico regresa a Fin de Semana con Cristina para profundizar en aquellos interrogantes que nos asombran y arrojar un poco más de luz sobre ellos

Tiempo de lectura: 3Actualizado 11:41

‘La Esquina del Misterio’ es ese espacio en Fin de Semana con Cristina en el que nos acercamos a las grandes mentes científicas para que nos ayuden a entender los misterios que seguimos teniendo a día de hoy, que son muchos, y arrojar luz sobre ellos.

En esta ocasión el divulgador Javier Sierra nos habla de Antonio Buero Vallejo, gran dramaturgo de quien se cumplen 20 años de su muerte. Llegó a ocupar en la RAE el sillón X, “sillón que le viene muy bien porque tiene ciertas inquietudes que se escapaban de lo normal”, explica Sierra: “Cuando uno estudia su biografía se da cuenta de que tuvo una juventud muy materialista, vinculada al Partido Comunista, de hecho fue uno de los reorganizadores del partido tras la Guerra Civil; sin embargo fue mutando poco a poco a preguntas más trascendentales, empezó a ocuparle lo que nos pasaba tras la muerte, los viajes en el tiempo, los avances de la ciencia y cómo podían cambiar nuestra visión de la historia… y lo reflejaba en algunas de sus obras teatrales”.

“Lo que no sabíamos”, continúa Sierra, “es hasta qué punto le preocupaban de verdad esta cosas, y hace muy poco se publicaba el epistolario, las cartas, que se intercambió con un escritor, Vicente Soto, Premio Nadal en 1966; fueron muy amigos y se intercambiaron cartas, sana costumbre que se está perdiendo, entre el año 54 y la muerte de Buero Vallejo en 2000, casi medio siglo de correspondencia. En ellas desnuda muchas de sus inquietudes, y hay una en particular, sobre todo muy presente en los años 50, que tiene que ver con los platillos volantes”.

“Y desvela una cosa que yo sabía pero no tenía documentado por escrito porque nunca lo expresó”, sorprende Sierra, que detalla que “él era muy asiduo a tertulias literarias de los cafés de Madrid de aquella época de los 50, 60 y 70. Él acudía a una, muy cerca de COPE, en el café Lion, en ese sotanillo que había y se llamaba ‘La ballena alegre’, era un lugar de encuentro de intelectuales y entre los temas se hablaba de extraterrestres; gente muy particular en torno a una sociedad que aparece en sus cartas y se llamaba ‘La sociedad de amigos de los visitantes del espacio’. La llevaba un funcionario de Correos, Fernando Sesma, y allí recibían todo tipo de personajes que contaban sus encuentros con platillos volantes. Hubo uno que le impresionó: un vecino de Madrid, Alberto San Martín, en 1954 paseando por el Puente de los Franceses se encontró con un extraterrestre, el cual le dio una piedra lleno de signos, y el bueno de San Martín fue a aquella tertulia a enseñar aquella piedra y a Buero Vallejo le impactó y escribió sobre ello en esa correspondencia”. Javier detalla que “no era un gusto solamente de lectura de periódicos, sino que era un gusto que le llevaba a participar de esas tertulias”.

No solo eso, Buero Vallejo fue de los primeros en practicar yoga, un detalle desvelado por Cristina y que Javier Sierra comenta: “Probablemente lo hizo a través de los libros que se importaban casi bajo cuerda, y sin el casi, en aquellos años a través de una librería madrileña muy clásica que era la librería argentina, importaba textos de editoriales, sobre todo sudamericanas, donde se hablaba mucho de conceptos como el karma, la reencarnación, el yoga, la meditación trascendental… y todo eso le interesó tanto que, en 1976 y habiendo muerto Franco, escribe un libreto para una ópera que llamó ‘Mito’ que nunca llegaría a estrenarse. Fue un encargo de un amigo suyo, un músico prestigioso de la época, y el libreto recreaba la historia de un Quijote moderno obsesionado con los platillos volantes. Deja en el aire que el Quijote de ese libro sea realmente el cuerdo y que todos los que creían que los ovnis eran una patraña eran los locos, ese tipo de visión muy romántica y literaria pero que, de alguna manera, refleja que ya en los años 70, 20 años después de los 50 en los que se apasionó con los platillos, seguía con esa historia en la cabeza”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE