• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

En 'El Espejo'

La ecónoma de Zamora nos explica por qué es tan importante el Día de la Iglesia Diocesana

Pilar Ramos Guerreira nos cuenta la importancia que tiene una jornada así para una diócesis modesta como la zamorana

Audio

 

Natxo de Gamón
@NatxodeG

Redactor de Religión

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:28

El próximo domingo se celebra en nuestro país el Día de la Iglesia Diocesana. Un día para recordar lo que significa vivir y pertenecer a la Iglesia en un lugar concreto, y todas las implicaciones que eso tiene, como sostener económicamente el camino de este pueblo.

Para hablar sobre este día ha pasado por 'El Espejo' de la Cadena COPE Pilar Ramos Guerreira, ecónoma de la diócesis de Zamora. Reconoce que el lema de esta jornada, que es 'Sin ti no hay presente, contigo hay futuro' es muy importante. Ramos Guerreira considera que “lo fundamental en todas las misiones, para llevarlas a cabo, son las personas. Sin las personas no somos nada. Tenemos que tener un futuro contando con las personas. Por eso creo que es muy importante el lema que tenemos. Si no tenemos presente, difícilmente vamos a tener futuro”.

En sus 24 años como ecónoma de la diócesis de Zamora, Pilar asegura que hemos avanzado en corresponsabilidad en el sostenimiento de las necesidades económicas del camino de la Iglesia. “Aún nos queda mucho terreno por recorrer. Los católicos tenemos que ser conscientes de que tenemos que mantener nuestra Iglesia. Todo el mundo sabe que lo que nos interesa realmente, cuesta. Cuesta trabajo, cuesta esfuerzo, cuesta sacrificio y cuesta, como no, también dinero”, señala la ecónoma.

En el caso concreto de Zamora -una diócesis eminentemente rural y con problemas de despoblación, y con un vasto patrimonio- se experimenta una relación de comunión de bienes entre las parroquias más pudientes y las que no lo son tanto. “Tenemos 303 parroquias, pero en torno a 415 templos. De esas, el 38 %, 116, están en localidades con menos de 100 habitantes. Si no existiese la corresponsabilidad sería difícil entender cómo se podrían mantener esas parroquias, que algunas tienen problemas hasta para pagar el recibo de la luz”, explica Pilar Ramos.

En el año 2000, la diócesis de Zamora aprobó un Plan de Reforma Económica que planteó la creación de dos fondos que pudieran ayudar al mantenimiento de estas parroquias con menos recursos a través de la corresponsabilidad.

Pilar fue la primera ecónoma diocesana en España. “Lo recibí con muchísimo vértigo. El obispo de entonces me dijo que la Iglesia me necesitaba para esta tarea, y... me lo pensé. No mucho, porque me pareció un reto muy interesante y me siento muy a gusto y querida por mis compañeros”, recuerda Pilar Ramos.

“Nosotros gestionamos un patrimonio que está exclusivamente al servicio de la evangelización. Desde ese punto de vista, uno tiene que trabajar con sentido común, aplicando las normas... teniendo claro cuáles son los fines del dinero que uno tiene que gestionar las cosas van saliendo”, concluye la ecónoma de la diócesis de Zamora.

Lo más