También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ESPAÑA FRANCIA

París confía en no tener que aplicar como España ajustes entre funcionarios

El Gobierno francés confía en no tener que repetir las "severas medidas" de ajuste que España aplicó a sus funcionarios públicos a raíz de la crisis de 2010, y para ello planea una ambiciosa reforma de la Administración que aumente su eficacia y agilidad.

  • Agencia EFE

El Gobierno francés confía en no tener que repetir las "severas medidas" de ajuste que España aplicó a sus funcionarios públicos a raíz de la crisis de 2010, y para ello planea una ambiciosa reforma de la Administración que aumente su eficacia y agilidad.

Así lo ha expresado a Efe el secretario de Estado francés para la función y las cuentas públicas, Olivier Dussopt, tras reunirse en Madrid durante dos días con responsables de los gobiernos central, regional y local, y diversos actores políticos y académicos.

"La urgencia de la situación y la importancia de la crisis (de 2010) condujo a medidas extremadamente duras, que los funcionarios públicos franceses tienen la suerte de no haber conocido", ha manifestado el responsable francés.

"Esas medidas duras no fueron acompañadas de reformas estructurales, hasta el punto de que nuestros interlocutores (españoles) nos han dicho que están aún por hacer".

"Pienso que, si en Francia logramos hacer las reformas estructurales que nos proponemos hacer, si logramos reformar en profundidad el modo de acción pública, evitaremos tener que sufrir medidas tan severas como las que España tuvo que tomar hace unos años", ha asegurado Dussopt.

Tras sus contactos en Madrid, el secretario de Estado francés se ha declarado "sorprendido por la capacidad de resistencia" de la Administración española, y de sus integrantes, después de haber soportado tales medidas de austeridad.

"Nos preguntábamos sobre la aceptabilidad de medidas tan radicales y brutales, tanto por parte de los funcionarios, que han conocido rebajas de su remuneración y el cuestionamiento de ciertos derechos sociales, como por parte de las colectividades locales", ha agregado.

Respecto a estas últimas, ha indicado que "no serían imaginables hoy en Francia" las reglas que todavía se aplican en España relativas a la fijación de un techo de gasto o a la determinación por el gobierno central de la tasa de reemplazo de los funcionarios que se jubilan.

Y, sin embargo, a pesar de la dureza, "parecen ser objeto si no de un consenso, sí al menos de una cierta aceptación por parte de los responsables con los que nos hemos reunido de familias políticas diferentes".

"Todos coinciden en que los compromisos europeos debían cumplirse", de la misma manera que hay coincidencia ahora, según Dussopt, en aprovechar el crecimiento de la economía española para recuperar los derechos perdidos.

Dussopt ha subrayado la voluntad del presidente de Francia, Emmanuel Macron, de llevar a cabo una reforma profunda de la función pública para que la Administración francesa "gane en eficacia, agilidad y reactividad", pues "una Administración moderna es también una Administración más fuerte".

El proyecto de reforma, sometido actualmente a un proceso de consultas en Francia y de "comparación" con modelos de otros países, se articula en torno a cuatro objetivos: simplificar el diálogo social; individualizar las remuneraciones (para tener en cuenta el compromiso y el mérito); extender las posibilidades de contratación; y potenciar la formación y la movilidad.

El desafío mayor, ha admitido el secretario de Estado, es "la búsqueda, si no de un consenso que no existe, de una concertación" con las organizaciones sindicales con el fin de que disminuya la aprehensión y las inquietudes entre los funcionarios.

Lo más visto