También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'Herrera en COPE'

Herrera: "La 'P' de primarias coincide con la 'P' de peligro"

Escucha ya su monólogo de este viernes 

 
 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Señoras, señores, me alegro, buenos días:

Son las 08:00 de la mañana, las 07.00 en Canarias. Es muy tarde, pero todavía tiene usted tiempo por delante para disfrutar de este viernes 6 de julio del 2018 en el que hemos venido, simbólicamente como siempre, a terminar, poner punto y seguido realmente, en la radio nunca hay puntos finales excepto cuando te echan, pero mientras no nos echen, punto y seguido de esta temporada radiofónica, de este programa que se llama 'Herrera en COPE'. Y hemos venido a nuestra casa, que por tal tenemos esta bodega de la calle Misericordia número 1 de Sanlúcar de Barrameda. El lugar del que nunca tendríamos que salir. La casa y la bodega de "La Guita" donde, en este casco de bodega y en este salón de Banderas, invitamos a todos ustedes, a los que quieran acercarse a conocer la actualidad y el programa que vamos a desarrollar y que venimos desarrollando en la mañana de hoy. "La Guita", el grupo Estévez, grupo Estévez es propietario de "La Guita" desde el año 2007, si no me equivoco, de esta bodega que tiene más de 150 años.

Aquí hay vinos que son, pues casi, casi tan antiguos como Napoleón o que se empezaron a criar cuando cuando a Napoleón le dieron matarile. Oiga, un respeto, por lo tanto. Grandes vinos que no son vinos. Fíjese, "La Guita" está innovando una cosa muy importante. Efectivamente, está haciendo que el vino, la manzanilla de Sanlúcar en este caso, como puede ocurrir con el fino de Jerez, no sea un vino de aperitivo solo. Es decir, sea un vino que beber en copa ancha, no en el maravilloso catavinos en el que lo tenemos asociado, y sea un vino de comidas. De magnífica compañía. Luego, si quieren, hablamos de eso.

ESCUCHA AQUÍ EL ANÁLISIS COMPLETO DE HERRERA EN ESTE VIERNES 6 DE JULIO

En el día en el que les venimos recordando desde las 06:00 que la “P” de primarias coincide con la “P” de peligro. Cosa que le habían advertido al Partido Popular, y que el Partido Popular ya es suficientemente mayor como para saberlo y conocerlo y asumirlo. No tenía costumbre de primarias. Las primarias, bien lo saben otros partidos, las carga el diablo.

¿Y en qué sentido? Porque, miren, rápidamente, la respuesta más inmediata y más fácil de manual es decir, “pero no le tengan ustedes miedo a la democracia. No le tengan miedo a la expresión popular. Que la gente hable. Los votos...” Miren, primero, un partido de 800.000 militantes, solamente podían votar 66.000. Ha votado el 80 %. No está mal. No está mal la proporción. Pero quiero decir que hay muchas voces que seguramente no se han manifestado en este PP.

Y el resultado, finalmente, se ha inclinado a favor, por poco, de Soraya Sáenz de Santamaría, fundamentalmente por los votos de Andalucía, ante Pablo Casado. Y ha despejado a los demás, dejando solamente dos candidatos, para que los compromisarios ahora elijan cuáles, se organicen y se ordenen las fuerzas, y elijan quién ha de ser el presidente del partido, del Partido Popular.

¿Podemos decir que Soraya ha obtenido una amarga victoria y Casado una dulce derrota? Podría ser. ¿Por qué? Porque el principal intento ahora de Soraya Sáenz de Santamaría ha sido decirle a Casado: “Incorpórate a mi candidatura como número dos, y yo seré muy generosa”. Y Casado ha dicho: “Mira como se me pone el dedo de tieso porque yo ahora aspiro a contar con más votos de compromisarios que tú”.

¿En virtud de qué? En virtud de que aquellos que han votado a Cospedal y a García-Margallo le voten a él. Y algunos dirán: ¡Ay, qué peligro tiene unas primarias! ¿Por qué van unos compromisarios a desdecir lo que ha dicho la militancia, los afiliados en una votación? Hay un detalle que no deberíamos pasar por alto. A los compromisarios también los eligen los afiliados a través de la segunda urna que había en las mesas de elección.

Es decir, que lo que elijan bien elegido estará. Aunque eso sí, algunos adelantan que esa, esa situación desatará alguna inestabilidad en un partido que necesita un tiempo; ponerse en marcha para volver a hacer un “reload”; ponerse en marcha de nuevo y disputarle a Pedro Sánchez, cuando Pedro Sánchez convoque elecciones, que será en el último minuto como ustedes pueden imaginar, en el último minuto, disputarle la victoria en representantes en el Congreso de los Diputados.

El Congreso del 20 y el 21 de julio conoceremos qué es lo que va a pasar. La señora Cospedal tiene la llave. Si la señora Cospedal, esto va a ser a la caza del comisario, eh, a partir de ahora. Pero si la señora Cospedal dice a los que la han votado a ella o a sus compromisarios: ”Nuestro hombre es Casado”, puede darse la circunstancia de que las votaciones las haya ganado Soraya, pero el Congreso lo gane Casado. Bueno, y a partir de ahí, pues que cada palo, como dice García, cada palo aguante su vela. Por demás, si quieren ustedes nos metemos en este, en el jardín del Partido Popular durante durante algunos minutos.

La situación de Cataluña. Ayer, el ridículo que pueden hacer los defensores del apaciguamiento, eso que ahora llaman la distensión, hablar sin cortapisas y tal y que cual, ya está en marcha. Ayer el diario 'El País', el del volantazo, decía, titulaba que los guiños de Pedro Sánchez habían logrado que los soberanistas no apoyaran la moción de la CUP a favor de mantener la vía unilateral. Pues se equivocaban. La primera en la frente. Porque lo que hicieron, desoyendo a los letrados además, apoyar esa resolución fundacional del “procés” que fue anulada por el Constitucional.

¿En qué cabeza cabe que en un Parlamento en el que tres, cuatro o cinco tipos de una pestilencia política asombrosa propongan la ridiculez, el extremo más extremo de todos los extremos políticos, y que los demás le sigan? Pues eso pasa en el Parlamento catalán. Propongan lo que propongan estos individuos, estos asilvestrados de la CUP, no se preocupen que los Torra y compañía saldrán detrás a decir que sí.

Y estos son con los que hay que entenderse. Además, Torra aprovechó la intervención para mostrarse eufórico ante la brecha que ha encontrado en la nueva actitud del Gobierno. Dice: “Yo voy a ir a ver a Sánchez y voy a decirle que quiero culminar la independencia. Y, además, solo voy a hablar de eso”. Claro, tú evidentemente cuando vienes, tú admites una, y por otra parte tienes que hacerlo, una entrevista con este individuo, lo que no le puedes decir es que no puede hablar de... Usted no puede hablar, cállese. Pues dirá lo que quiera, claro. Pero, refranero español, como decíamos antes: contra el vicio de pedir está la virtud de no dar.

¿Cómo va a dar? ¿Cómo va decir Sánchez que sí a cualquiera de las cosas que le plante este individuo? Otra cosa es que fuera con Alberto Garzón, que es con el que se va a entrevistar hoy. Bueno, pirámides del pensamiento de Occidente. Se van a encontrar. ¡Qué diálogo político! Daría lo que fuera por estar camuflado de jarrón chino en el despacho. ¡Cuánto aprenderíamos de tomar nota!

La gran pregunta a tres días, a tres días de la reunión entre Sánchez y Torra, es qué van a ofrecer los soberanistas a cambio de las concesiones del Gobierno. El Gobierno ha hecho concesiones. Ha trasladado a los presos. No tenía por qué. Dice: “No, es imperativo legal”. No, no. Imperativo de nada. No es ningún imperativo. La ley no te obliga a trasladarlos, te permite trasladarlos si tú quieres. Y lo ha hecho. Bien, bien.

¿Qué van a...? ¿Qué van a dar a cambio? ¿O aquí es uno da y el otro se queda...? Bueno, no voy a meterme en los jardines del que da y el que recibe porque es políticamente incorrecto.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado