También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Herrera en COPE'

La mujer que 'reokupó' su casa: "No me puedo ir, aún hay un contrato de alquiler”

 
 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

La barcelonesa Montse Pérez que ha tenido que alquilar a través de la plataforma Airbnb su propio piso para poderlo recuperar ha señalado en 'Herrera en COPE' que “no va a dejar solo el piso en ningún momento”. “No me puedo ir tranquila porque el aún hay un contrato de alquiler”, ha advertido.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Montse Pérez en 'Herrera en COPE'

Tal y como relataba este jueves la propia Montse en COPE, el problema comenzó el pasado12 de mayo cuando alquilaron la vivienda a un ciudadano de 26 años con doble nacionalidad chilena y rusa situado en el popular y ahora turístico barrio de la Barceloneta.

El contrato de alquiler fue de 950 euros mensuales y en sus cláusulas se hacía constar que el inquilino no podía realquilarlo ni hacer un uso turístico, después de asegurarse que el joven, que dijo que había sido trasladado de Londres a Barcelona para trabajar como asesor financiero, era solvente -mostró una nómina de 3.000 libras esterlinas al mes-.

Una vez firmado el contrato, cuando la propietaria intentó contactar con el inquilino para hacer el cambio de nombre de los suministros ya no lo localizó, por lo que acudió a la vivienda y comprobó que ésta estaba abierta y había sábanas encima de la cama,

Los vecinos le comentaron que del piso entraba y salía gente con maletas y que estaba siendo usado como piso turístico.

Fue entonces cuando la familia descubrió que el piso que habían arrendado al chileno-ruso aparecía anunciado en la plataforma de viviendas turísticas Airbnb al precio de 200 euros la noche -6.000 euros al mes-.

Montse Pérez y su hija Thais Franco descubrieron así lo que creen que es una posible organización que se dedica a alquilar pisos en Barcelona para después realquilarlos a turistas a través de la plataforma Airbnb, que no comprueba la titularidad de la vivienda. “Se han puesto en contacto conmigo propietarios que han alquilado sus pisos a la misma persona”.

Fue en aquel momento cuando decidieron reservar su propio piso y el primer día que estaba libre era ayer.

Para que el inquilino no reconociera a la propietaria, la reserva la hizo su hija Thais Franco, quien, cuando acudió ayer haciéndose pasar por turista, comprobó que quien le abría la puerta y le facilitaba las llaves era otra persona desconocida.

Montse Pérez y Thais Franco han recuperado de esta manera su vivienda, y, aunque desconocen las consecuencias legales, han cambiado la cerradura del piso.

Franco ha explicado que cuando acudieron a los Mossos a denunciar la situación éstos les dijeron que se trataba de un asunto civil en el que no podían intervenir, por lo que interpusieron una demanda judicial en el juzgado de guardia y comunicaron los hechos al Ayuntamiento de Barcelona, que hoy enviará un inspector al piso.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado