También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los pediatras, hartos de tener que justificar las faltas escolares

Los padres solicitan estos justificantes a los médicos por falta de asistencia de su hijo a clase o para que le repitan un examen o actividad extraescolar

 
  • COPE.ES

El Colegio de Médicos de Madrid recordó el pasado mes de marzo que los doctores de Atención Primaria, facultativos de familia y pediatras no tienen la responsabilidad de realizar informes que justifiquen la falta de asistencia a clase o actividades extraescolares. Según la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, sobre derechos del paciente, información y documentación clínica, todo paciente o usuario tiene derecho a que se le faciliten los certificados acreditativos de su estado de salud pero no a que le justifiquen sus ausencias escolares. Y es que la petición de justificantes escolares se está convirtiendo en un gran problema. Los padres solicitan estos justificantes a los médicos por falta de asistencia de su hijo a clase o para que le repitan un examen o actividad extraescolar. ¿Es responsabilidad del médico justificar estas ausencias?

Tania Fernández, médico pediatra en un hospital de Madrid, ha asegurado este sábado en el program 'Fin de Semana' que es un problema que está ganando cada vez más peso. Para ella, la publicación del Colegio de Médicos "establece unas bases para que los médicos tengamos un respaldo cuando nos neguemos a dar estos justificantes". Según Tania, los médicos no están obligados por ley a justificar esas faltas de asistencia. "Un justificante por asistir a una consulta no es problema. Las dificultades surgen cuando los padres vienen a pedirte una justificación para que sus hijos no vayan a clase ese día. Y eso no es nuestra responsabilidad. Decida usted si su hijo está o no en condiciones de ir al colegio". La doctora asegura que el colegio debe creer a los padres, y si el colegio necesita otra referencia puede acudir a ellos de la misma manera que uno recurre a un notario. 

Este problema puede venir de la dificultad que tienen los padres de conciliar trabajo y vida familiar. José Luis Casero, presidente para la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles, cree que la conciliación familiar es imposible. "Tenemos horarios laborales estrictos que obligan a a los padres a hacer malabares. Pero tenemos que hacer un uso inteligente del tiempo. Dejar de perderlo para estar con nuestros hijos y jugar con ellos. Por ejemplo, la cena debe ser un espacio para compartir en familia y no para estar enganchados a un programa de televisión que acaba de madrugada". 

María Solano, directora de la revista "Ser familia", cree que los padres tienen "miedo" de asumir decisiones que obligatoriamente han de tomar. "Los padres parecen estar cada vez más obsesionados en que los demás les garanticen que lo están haciendo bien. Y de ahí ese exceso de celo paterno para que un médico le diga cuánto tiempo debe estar su hijo en casa. Pues si su hijo se levanta bien al día siguiente, que vaya al colegio". 

María cree que además que esta sobreprotección no es buena para la educación de los niños. "Cuando sean adultos, no podrán ir a una entrevista de trabajo o a un examen importante. Y lo deben tomar como algo natural. El niño tiene que hacerse responsable de las contrariedades que van a tener. Si nosotros le resolvemos la papeleta con un justificante no les ayudamos a madurar"-

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado