Murcia

106.9 FM | 711 OM | COPE MÁS 100.6 FM

MURCIA

Segunda B

El Real Murcia fue un querer y no poder ante el Villanovense (0-0)

El Real Murcia fue un querer y no poder ante el Villanovense (0-0)

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:49

El Real Murcia arrancó el partido volcado sobre la portería del Villanovense, que muy ordenado en defensa complicaba las acciones de los locales aunque en el minuto 2 de partido Manel tuvo la primera acción de peligro con un balón que se fue fuera por poco. Dani Aquino volvió a coger los galones del juego local y suyas fueron las mejores acciones con pases de peligro a sus compañeros. El primer acto fue un auténtico monólogo murcianista que puso cerco a la portería de Isma, quien en el minuto 31, evitó el 1-0 para el Murcia tras un disparo de Jesús Alfaro. Hasta el descanso la situación nada cambió y el conjunto grana tenía el balón con continuas llegadas al marco contrario aunque sin llegar a hacer el tanto que hubiera puesto la justicia a lo que sucedía sobre el terreno de juego.

El segundo acto arrancó por la misma senda y en el primer minuto el portero visitante, Isma, tras un remate de cabeza de Hugo Álvarez evitó que los de Manolo Herrero se pusieran por delante en el marcador. Pocos minutos después Dani Aquino tuvo la opción de romper el muro impuesto por el técnico visitante aunque sin fortuna. El dominio grana se iba intensificado pero las prisas comenzaban a aparecer y esto provocó que el Villanovense intentará salir algo más de su cueva buscando la portería de Mackay, un espectador durante toda la tarde. El Real Murcia se convirtió en un equipo muy previsible y con poca profundidad mientras los extremeños parecían más frescos mientras que los de Herrero se iban apagando tras la primera hora de juego. Los minutos seguían pasando y los granas siguieron con el cerco, Charlie Dean, capitán en este partido, cabeceo un balón que se fue fuera por muy poco. Herrero comenzó a introducir savia nueva con la entrada del canterano Josema por un flojo, toda la tarde, Heber Pena. En el último cuarto de hora de partido se entró con un Murcia con más corazón que cabeza y un Villanovense que comenzó a acercarse a la portería grana aunque sin crear peligro. Los minutos finales se convirtieron en un querer y no poder de un equipo como el local que hizo más méritos que su rival para ganar pero que fue incapaz de hacer gol en un encuentro que controló durante todo su desarrollo. 

Lo más