Boletín

DESCUBRE MURCIA

Castillo de Lorca, Fortaleza del Sol

Un viaje hasta la Edad Media donde poder ver una increíble fortaleza y su ciudad, de origen medieval 

Castillo de Lorca, Fortaleza del Sol

Redacción @cope_murciaRegión de Murcia

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10 ago 2019

La inexpugnable fortaleza de Lorca está enclavada en las estribaciones de la sierra de la Torrecilla, sobre un cerro amesetado con fuertes pendientes en cuyo lado septentrional discurre el río Guadalentín.

Actualmente se encuentra dominando el casco urbano de la ciudad de Lorca.

Dadas las recientes obras de rehabilitación y restauración es posible el acceso al interior para cualquier persona, además, el castillo es gestionado actualmente por el consorcio turístico Lorca, taller del tiempo, permitiendo el pago de la entrada una completa y entretenida visita a toda la fortaleza.

Castillo de Lorca, Fortaleza del Sol

Características

El llamado castillo de Lorca comprende una serie de estructuras defensivas que, durante la Edad Media, convirtieron a la ciudad y su fortaleza en un punto inexpugnable del sureste peninsular.

Su valor estratégico viene dado principalmente por ser la auténtica atalaya de control de las principales rutas que circulan desde el sur al levante hispánico desde la más remota antigüedad, de ahí el Regni tutissima clavis (llave segura del reino) que reza el escudo de la ciudad del Guadalentín.

En líneas generales, las murallas lorquinas, de fundación islámica, fueron aprovechadas por la Corona de Castilla para constituir el enclave como el principal bastión cristiano en la frontera murciana frente al emirato de Granada. Para reforzar esta condición, a finales del siglo XIII comenzó la construcción de las dos espectaculares torres del homenaje existentes en lo más alto del castillo: la del Espolón y la Alfonsina.

El castillo de Lorca se encuentra catalogado como Bien de Interés Cultural por la Disposición Adicional Segunda de la Ley 16/1985, de 25 de junio del Patrimonio Histórico Español. Esta circunstancia no ha sido, al parecer, obstáculo alguno para la construcción en su interior de una serie de grandes edificios de nueva planta que albergarán un complejo hotelero.

Castillo de Lorca, Fortaleza del Sol

Se trata de una fortaleza de origen árabe, aunque con el paso del tiempo se ha convertido en símbolo de la arquitectura defensiva de frontera de la época medieval. El castillo de Lorca es de forma alargada y su planta es poligonal. Uno de los aspectos más representativos de esta construcción son sus torres: la torre del Espolón y la torre Alfonsina.

La Torre Alfonsina, construida en la parte central y más alta del cerro del Castillo, como torre del homenaje y símbolo del poder castellano, sustituyó a un torreón musulmán de menores proporciones. El interior está formado por tres plantas cubiertas con bóvedas de ladrillo que se apoyan en un gran pilar central. El último piso recibe luz por cuatro ventanas que han perdido el parteluz. En la cara orientada al este se encuentra la pequeña puerta de acceso y el hueco de la posible lápida fundacional.
Desde la Plaza del Ayuntamiento de Lorca (o Plaza de España) existe una ruta peatonal señalizada de subida al Castillo a través del Barrio de Santa María. Existe otra alternativa para acceder al Castillo desde la ciudad de Lorca siguiendo la carretera de Los Pilones.

En cuanto al paisaje, el Castillo de Lorca se encuentra situado sobre un cerro, en una posición estratégica, desde el que se contempla todo el Valle del Guadalentín. En esta gran planicie predominan las tierras de cultivo, estructuradas alrededor del Río Guadalentín. Se observa al este, la rehabilitación que se ha realizado en el cauce del río próximo a la ciudad de Lorca y al oeste el Cejo de los Enamorados, a donde llega una ruta que parte desde la Fuente de los pilones y que conforma un sendero con una estupenda panorámica del Castillo.

Está Declarado Bien de Interés Cultural y es Monumento Nacional.
En la actualidad, la alcazaba, denominada “La Fortaleza del Sol”, se ha convertido en un espacio temático cultural que, tras un proceso de restauración y adecuación y pensado para todos los públicos, permite su visita a través de exposiciones, escenas de historia en vivo, talleres, espacios infantiles, etc.

Lo más