Boletín

Fútbol

El futuro es el domingo

Munúa reconoce estar encantado en Cartagena, pero cree que no es momento de hablar de renovaciones. Solo Jumilla.

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:04

Manúa ha conseguido cambiar en los últimos meses el ánimo de los seguidores albinegros y también está recibiendo el respaldo a su esfuerzo. Vive al día y eso supone disfrutar de cada buen momento que le está generando su estancia en Cartagena. Está encantado en el club y en la ciudad, pero su único futuro es el domingo."Tengo una relación muy cercana con el club, pero los objetivos se cumplen al final de temporada. No hemos conseguido nada. Si tenemos que hablar, hablaremos pero no me quiero descentrar porque solo tengo un objetivo ambicioso que es el que motivó que viniera. El club trabaja ordenado y de forma ambiciosa y hay que seguir por este camino.-Estoy encantado de estar en Cartagena. Es una ciudad muy linda y futbolera, que me transmite energía, indica el uruguayo.

Esta semana tiene problemas en defensa, pero no se para a llorar las ausencias. "Nos hemos encontrado con tres centrales que no pueden jugar. Lo mejor es que estén todos para elegir, pero se presentó así y es verdad que tenemos variantes que pueden hacerlo bien y que esperan su oportunidad y es un bonito partido para ellos también. Durante el año pasan muchísimas cosas y estamos preparados para asumirlo y por eso también vino Josua". Cordero está casi al 100%. Bajas seguras son Moisés, Antonio López y Ayala.

Admite que no le ha confirmado el once a sus futbolistas y guarda los detalles. "La plantilla es rica y extensa y dependiendo del rival y del momento de cada uno buscamos variantes. La plantilla es muy pareja y las decisiones son complejas para mí. Lo que estamos haciendo lo están haciendo entre todos los jugadores con una competencia muy sana y elevan el nivel. Se lo han tomado de buena forma, aunque los que no juegan tienen cierto respeto hacia mi persona y lo entiendo. Los minutos se están repartiendo bastante", explica sobre la forma en la que distribuye la responsabilidad sobre el césped.

Todo suma para vivir un momento apacible, lo que no significa que no se trabaje para mejorar. "Estamos en un momento de estabilidad muy bueno y eso es complicado. Teníamos muchos jugadores nuevos y había que crear una identidad y la tenemos. Hemos cogido estabilidad y tenemos que seguir creciendo y no confundirnos con los aplausos y con la situación en la que estamos, porque costó mucho llegar y costarán los objetivos. Quedan quince jornadas, pero el compromiso es serio. Queremos conseguir la victoria. El Jumilla ha sacado mejores resultados fuera y en campos importantes. Tienen claro lo que hacen y nos van a exigir. Tenemos una nueva oportunidad ante nuestro público. La semana pasada la afición estuvo increíble nos hizo sentir acompañados en una sensación muy linda. Seguramente se irá arrimando más público y tenemos que estar preparados para jugar con más gente en la grada y más exigencia". No le asusta el reto. Sabe que son el rival a batir. "Hablamos mucho entre semana y lo que transmitimos es realidad. Es muy difícil y los rivales se motivan especialmente contra nosotros.Suben el nivel contra nosotros. Siempre se puede dar más y hay cosas para corregir. Insistimos en lo que se hace bien y que nos tiene primeros pero también tenemos cosas puntuales para corregir y lo estamos haciendo".Insistió en valorar muy positivamente el trabajo de los delanteros ante la ausencia de goles y dando mucha importancia a lo que están generando para sus compañeros.

Lo más