Boletín

Educación cosecha críticas tras abrir a las Ampas las gestión de los comedores escolares

UGT asegura que la medida, en vigor el próximo curso, pone en peligro 600 empleos y el PP lamenta que se anuncie sin contar con los parlamentarios.

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:51

La decisión del Departamento de Educación de posibilitar a partir del próximo curso que los centros, cuyas Ampas así lo decidan, gestionen los comedores escolares ha recibido críticas sindicales y políticas. El anuncio se realizó ayer tras la reunión de la Comisión de Seguimiento de los Comedores Escolares en la que se explicó que las asociaciones de padres y madres que lo deseen podrán renunciar al catering y hacerse cargo de la contratación de profesionales de cocina, de la adquisición de productos alimenticios y de las condiciones de seguridad e higiene necesarias.

ELA ha denunciado la “opacidad” y la “dejación de responsabilidades públicas” por parte del Gabinete Urkullu al dejar en manos de Ampas la gestión de los jantokis, mientras que UGT ha afirmado que se trata de una “decisión unilateral y oscurantista” que puede poner en peligro el empleo de 600 profesionales. “Estamos de acuerdo en que los padres deben velar por la alimentación y condiciones de higiene de los alimentos, pero no es muy democrático modificar la actual gestión de comedores ninguneando a representantes de los trabajadores, que están muy preocupados con la noticia”, ha señalado esta última central.

Desde el PP la parlamentaria Juana Bengoetxea también ha lamentado en Cope Euskadi que el anuncio se haya realizado sin informar antes a la Cámara vasca. Bengoetxea ha explicado que aún hay que conocer los resultados de un trabajo piloto que pidió su grupo y aunque no se oponen a que se recupere la gestión directa dando opción a los centros, ha aclarado que la prioridad de uno u otro modelo ha de ser la de garantizar la máxima calidad. “No hay que sacralizar ninguna de las dos opciones”, ha añadido. Por su parte EH Bildu ha acusado al Gobierno Vasco de traspasar la “carga” que supone la prestación de este servicio a las asociaciones de padres y madres.

Lo más