Cáscaras de pipas que se convierten en abono para la huerta guipuzcoana.

El objetivo es intentar reciclar las 3 toneladas de cáscaras que se recogen cada temporada en el Estadio de Anoeta. 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 14:41

La Fundación Real Sociedad ha puesto en marcha una iniciativa pionera para convertir en abono las cáscaras de pipas que los aficionados tiran al suelo en el Estadio de Anoeta con el objetivo de destinarlo a las huertas de Kutxa Ekogunea en Guipúzcoa. Estas dos entidades participan en un proyecto de concienciación medioambiental y reciclaje y es que se calcula que se recogen cada temporada alrededor de tres toneladas de cáscara en Anoeta. Según el director de la Fundación Real Sociedad , Andoni Iraola, el objetivo es que "eso que termina en el suelo y no tiene ningún valor" se convierta en algo valioso que contribuya a construir el territorio. Gracias a esta iniciativa, en cada partido, los aficionados que acudan a Anoeta, recibirán un recipiente naranja biodegradable con tintas vegetales para que depositen en su interior únicamente las cáscaras de pipa, sin ningún otro desperdicio. A continuación deberán deshacerse del recipiente en los contenedores del mismo color naranja habilitados para ello. Posteriormente  las cáscaras de pipa se mezclarán con residuos frescos de las huertas en pilas de compostaje y tras un proceso de 9 a 12 meses se convertirán en sacos de abono para la tierra de Guipúzcoa.  

La iniciativa está contando con la colaboración de 25 voluntarios de Atzegi que informan sobre ella en el estadio y ya ha sido probada en el anillo superior de la tribuna este durante los dos últimos partidos con un resultado "sobresaliente". En los próximos dos partidos en Anoeta frente al Leganés y Atletico de Madrid la iniciativa se extenderá al anillo inferior de la tribuna este y al anillo superior de la tribuna Aitor Zabaleta y el objetivo es que esté a pleno rendimiento en Semana Santa. 

Lo más