COPE

El nuevo puzzle

El próximo congreso del Partido popular de La Rioja no debe ser una simple cuestión de nombres, sino una nueva estrategia que una a todos

Partido Popular de La Rioja

Delegación riojana en la Convención Nacional del PP en Valencia

Álvaro de los Ríos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 06 oct 2021

Este martes el todavía presidente del PP de La Rioja ha dicho que "no están en modo congreso". Prisa no tienen pero la realidad política para los populares riojanos es clara, a José Ignacio Ceniceros le queda menos de un año en la presidencia del partido y tendrán que decidir su futuro en los próximos meses. Aún sin fecha, queda el congreso autonómico que pondrá a prueba la fortaleza y la cohesión orgánica de la formación política una vez pasado el hito de la convención nacional en Valencia. A partir de ahora se van a desprender muchas cosas. Veremos qué decisiones y quién las toma definitivamente. Y veremos los gestos, incluidos a quienes se pongan de perfil. El Partido Popular de La Rioja necesita recuperar las expectativas que tenían, el carisma y el liderazgo de un presidente que muchos añoran y que otros, pasado el tiempo, han terminado por olvidar. En definitiva recuperar el pulso y la sonrisa. Escuchando esta mañana al aún presidente la partida se está jugando en el filo de la navaja, y en política no se puede estar arriesgando todo hasta el último minuto. Del próximo congreso regional y de lo que ya está siendo otro complicado proceso de sucesión nadie se atreve a decir nada en público y todo son comentarios en sobremesas, en círculos cercanos. Se recuerda con verdadero pavor el anterior congreso, celebrado el 1 de abril de 2017, y cuyas heridas abiertas parece no se han acabado de cerrar del todo. Más allá de un proceso de renovación, que nadie discute, tal vez haga falta defender un verdadero proceso de "unidad". El PP de La Rioja necesita fuelle, fuerza y ganas, sobre todo unidad y no división. El partido popular de La Rioja tiene una buena generación de políticos que superan la barrera de los cincuenta años y no deben ser arrumbados como si hubiesen agotado su carrera política porque la experiencia nunca ha sido un lastre, sino un activo que debería ser bien valorada. Y sin arrinconar a políticos valiosos y con un enorme bagaje a sus espaldas abrir las puertas a esa caras nuevas necesarias. No debe ser una simple cuestión de nombres, sino una nueva estrategia que una a todos. Dos posibles candidaturas tienen el riesgo de dejar fuera de juego a los que han dado la cara por el partido durante años, en momentos buenos y malos, en situaciones límite, en escenarios muy complicados y a quienes deben consagrar esa futura renovación. Para todo es necesario un futuro presidente robusto, sin resentimiento o rencor, que sepa tejer a mano para entrelazar hilos y las fibras más sensibles, que marque la pauta del pulso político. Que no flojee y que logre que el partido no viva descompuesto. Falta cohesión, brío y una inyección que pueda revitalizar el tramo final de la legislatura. Pero antes hay que llegar a esa sucesión. Sin duda será el momento más importante. Encajar el nuevo "puzzle" para el que hay muchas fichas y sí, unas más importantes que otras pero todas necesarias para terminar de armarlo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar