Más de 15.000 personas llevan esperando más de dos meses para hacerse una radiografía

 El Presidente del Sindicato Médico, Miguel Lázaro, destaca la importancia de acortar estas listas para tener diagnósticos rápidos

Más de 15.000 personas llevan esperando más de dos meses para hacerse una radiografía

Cristina LlamasPalma

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 18:27

Hasta 33.358 personas han estado esperando una prueba radiológica este último año. El Presidente del Sindicato Médico, Miguel Lázaro, ha asegurado que las listas de espera son el mejor barómetro para que el ciudadano entienda la calidad sanitaria y, aunque reconoce que en el sistema público siempre tiene que haber lista de espera, lamenta que muchas veces la administracion solo de datos de la lista de espera quirúrgica y no de la de diagnóstico, una parte muy importante en radiología, ecografías o resonancias magnéticas.

Lazaro critica más listas de espera de las que se desconocen los datos: como el intervalo entre las primeras y segundas visitas. Estas esperas interminables, hace que muchos pacientes se vayan a la privada o acudan a urgencias para hacerse las pruebas.

Para intentar paliar esta carencia y frente a la falta de rescursos, Lázaro recomienda que se hagan convenios con clínicas privadas o que den resolución a la atención primaria poniendo pruebas simples.

En 2018 había 27.077 pacientes en esta tesitura. Ahora, la cifra aumenta hasta los 33.358. Por otra parte, la cifra de pacientes que esperaban más de dos meses seguidos en septiembre del año pasado era de 10.046, mientras que ahora, una año después, es de 17.932, es decir, un 78'4% más.

Desde el servicio de Salud alegan que se está trabajando en la actualización de las máquinas de última generación. Recordamos que la Fundación Amancio Ortega llevó a cabo una importante inversión para actualizar los equipos de radioterapia. De hecho, se han instalado seis ecógrafos automáticos en 3D en cada centro hospitalario por valor de 894.432 euros. Esta es la más avanzada de todo el país. También se han instalado cuatro ecógrafos de alta gama que se dedicarán plenamente al estudio de la mama en los hospitales públicos de Baleares por valor de 349.690 euros.

Lo más