COPE

ENTREVISTA

Especies invasoras, un peligro para la flora y fauna autóctona

Picudo rojo, procesionaria del pino, avispa asiática, mapaches, serpiente de herradura, tortuga de Florida... se cuentan por centenares los animales y plantas invasoras

Audio

Presenta Cristina de Ahumada. Técnico Pep Lluis Bauzá.

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 18:31

Las especies animales introducidas, que pueden resultar invasoras, son un serio peligro para nuestra fauna y flora autóctonas. Si adquieren animales como mascotas no las liberen nunca en la naturaleza.

Algunas de estas especies se adaptan y son origen de una muy fuerte competencia. A veces, pueden llegar a desplazar nuestras especies poniendo sus poblaciones en serio peligro. Fenómeno que se acentúa todavía más en las islas.

Muchas especies consideradas ahora como autóctonas, serían también introducidas en la antigüedad (sapo verde, marta, jineta, mostel, erizo...) pero su entrada fue lenta, tardó siglos. Incluso han evolucionado de manera diferente, formando subespecies propias en algunos casos.

Aún así, algunas especies introducidas hace mucho tiempo, siguen siendo invasoras, como las ratas, ratones y cabras.

Actualmente, las entradas de animales se producen de manera fuerte y rápida. A esto le tenemos que añadir el agravante de que se trata de especies exóticas, normalmente tropicales y por lo tanto no adaptadas a nuestro medio.

Los mamíferos, reptantes y aves se introducen como animales de compañía. Algunos se escapan, mientras que otros se liberan con toda la buena voluntad de sus propietarios, pero también con toda la ignorancia de lo que eso puede suponer. Es el caso de la tortuga de Florida (Trachemys elegans).

Algunas aves se escapan de núcleos zoológicos y jardines. Eso sucede especialmente con los patos. En el caso de las rapaces, se trata de ejemplares escapados. Sería el caso del águila mora (Geranoaetus melanoleucus).

También se puede dar el caso de introducciones accidentales, como por ejemplo la serpiente de herradura (Coluber hipocreppis) o la lagartija de cola larga (Psammodromus algirus), que han llegado junto con olivos peninsulares, tierra y otros materiales.

Una lista densa de pájaros exóticos, que se actualiza constantemente, pudiendo destacar en este grupo a la cotorra argentina (Myiopsitta monachus) y la de Cramer (Psittacula krameri), lo minó (Acridotheres tristis) i el pico de coral (Estrilda astrild).

Los invertebrados se introducen accidentalmente, mediante la introducción de plantas, troncos o tierra infectados. Así entró la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) y más recientemente el picudo rojo (Rhincophorus ferrugineus) o el barrenador de palmeras (Paysandisia archon).

El cangrejo de río americano (Procambarus clarkii) se encuentra desparramado en torrentes, charcas y en la albufera, su orígen se encuentra en un intento de granja de esta especie para consumo humano.

FLORA INTRODUCIDA EN BALEARES

La introducción de especies por parte del hombre, ha estado siempre presente en nuestras Islas.

Desde los primeros pobladores baleares hasta la actualidad, se han ido introduciendo diferentes especies de plantas. Unas veces con finalidades concretas (por los usos y costumbres relacionados con estas plantas), otras veces accidentalmente (en tierra, graba o entremezcladas con productos diversos).

Históricamente, el proceso de introducción de plantas ha sido lento. En cambio, actualmente, y debido al comercio de especies usadas pricipalmente en jardinería, este proceso se ha acelerado peligrosamente y es de difícil control.

Se conocen cerca de 320 especias vegetales introducidas en el medio natural de las Islas Baleares.

No todas las plantas introducidas llegan a ser invasoras, pero cuando lo llegan a ser, resultan ser un serio peligro para nuestra fauna y flora autóctonas.

Si adquirís plantas ornamentales para vuestro jardín, no las liberéis nunca en la naturaleza. Especialmente si son exóticas. La mayoría de plantas exóticas provienen del continente americano o de Asia; otras son de origen mediterráneo pero anteriormente no vivían en nuestras islas.

Muchas de estas especies se adaptan y crean una competencia muy fuerte. Eso ha sucedido con el bálsamo (Carpobrotus edulis), una planta carnosa muy común, conocida con el nombre de "corre corre". Un solo esqueje basta para que la planta prolifere rápidamente, formando auténticas alfombras que no dejan crecer nada por donde esta presente. Es un grave problema para el litoral, donde invade el sistema dunar.

Otro ejemplo es la planta acuática nombrada Cótula (Cotula coronopifolia) que crece en charcas, canales de albufera y otras zonas húmedas, invadiendo rápidamente el territorio.

También, una especie potencialmente peligrosa, es la gramínea Pennisetum villosum, originaria de la parte africana del Mediterráneo Oriental. Se reconoce por sus florecillas blancas que parecen plumeros.

Podemos diferenciar tres tipos básicos de plantas introducidas, según su grado de adaptación al medio balear y su poder invasor:

Especias naturalizadas, son aquéllas que ya forman parte de nuestras comunidades vegetales como una parte más de nuestros ecosistemas. Se han naturalizado después de mucho tiempo. Normalmente son especias que se introdujeron con finalidades concretas, como pueden ser el algarrobo (Ceratonia siliqua), el almendro (Prunus dulcis), las chumberas (Puntia maxima) o la vinagrella (Oxalis pes-caprae) que decora nuestros campos con su color amarillo limón durante el invierno.

Especias subespontáneas, son las que normalmente se encuentran en las aceras de los campos o dentro de zonas muy degradadas, como parques urbanos, corrales, sitios abandonados donde la gente deja estiércoles, etc. Provienen de los cultivos y jardines próximos. Normalmente acaban desapareciendo con el tiempo o se naturalizan directamente si las condiciones son buenas. Sería el caso del ricino (Ricinus communis) frecuente en algunos torrentes, del azahar de la china (Pitosporum tobira) o de la adelfa (Nerium oleander). Estas dos últimas especies son a menudo usadas para decorar y delimitar aceras de carreteras y aceras peatonales.

Especias invasoras, son las que se han naturalizado y proliferado rápidamente en todo tipo de zonas, tanto degradadas como protegidas, desplazando la flora autóctona y creando un peligro para el entorno. Es el caso del bálsamo (Carpobrotus edulis) o de la còtula(Cotula coronopifolia).

En el caso de las especies vegetales invasoras, se llevan a cabo trabajos de erradicación y control por parte de las administraciones competentes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar