COPE

El traspaso de Budimir por 8 millones recuerda a los buenos tiempos del RCD Mallorca

El análisis del traspaso de Budimir. Ocho millones para el RCD Mallorca y además un 25% de una futura venta del delantero

ctv-h5g-budimir-gesto-programa-egr1vh9xuaivoro

Jordi JiménezPalma

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 10:13

Caso cerrado. Ante Budimir seguirá en Osasuna tras la apuesta decidida del club navarro por el delantero del RCD Mallorca que ayer comunicó que ejecutaba la opción de compra preferente en el contrato de cesión firmado hace un año. De esta forma Budimir se convierte en el fichaje más caro en la historia de Osasuna y uno de los mejores traspasos de los últimos tiempos en el Mallorca al desembolsar Osasuna ocho millones de euros.

Es obvio que el RCD Mallorca pierde calidad con la partida del delantero croata, que ya demostró que es un delantero de primer nivel dando buenos goles al Mallorca tanto en Segunda como en Primera. Clave en el ascenso a Primera de hace dos años, Budi firmó uno de los tres goles en la remontada contra el Deportivo. Pero no sólo eso, en su debut en LaLiga en Primera con los bermellones la temporada siguiente, fue de los pocos que rindieron a un nivel acorde a la categoría, marcando 13 tantos en su estreno en Primera.

Esta temporada con Osasuna ha vuelto a demostrar su calidad goleadora y tras el conflicto inicial sobre su salida del Mallorca, el covid y lesiones, el jugador acabó asentándose en el equipo de Jagoba Arrasate. Budimir ha entendido que el Sadar le viene como anillo al dedo y que el adn de Osasuna encaja perfectamente con su fútbol.

El Mallorca pierde deportivamente pero gana económicamente y de lo que se trata es de cómo se reinvierte el dinero, esto es como lo de los fondos europeos que esperemos sepa gestionar el gobierno de Pedro Sánchez. El dinero está, lo que hace falta es saber invertirlo. Pero además hay que dejar bien claro que una vez el jugador no quiere estar en el Mallorca, o que prefiere quedarse en Osasuna que es lo más correcto, no hay debate posible. No se puede hablar de mala operación del Mallorca. Todo lo contrario. Es una magnífica operación y el acuerdo que ha sacado Pablo Ortells hace un año es un gran acuerdo.

Parece que ocho millones de euros es una cifra menor. Ocho millones de euros era una cifra alta ya en los años dorados del Mallorca. Cuando Pepe Bonet captaba talento a buen precio y el Mallorca lo revalorizaba y conseguía traspasos multimillonarios (Eto'o, Luque, Diego Tristán,Valerón, Marcelino, Lauren... la lista es interminable). Y sobre todo porque la coyuntura económica y el mercado futbolístico en situación pandémica (esto no se ha acabado) no tiene nada que ver. Esto muchas veces se oculta pero es la realidad. Fuentes conocedoras de la negociación negaban una y otra vez a Deportes Cope Baleares que Osasuna fuera capaz de pagar ocho millones de euros. Pero finalmente así ha sido. Hay un calendario de pagos de tres plazos que quedó pactado hace un año en el contrato de cesión. Es cierto que hay un porcentaje que va para Hacienda, pero es lo que hay, el Mallorca sigue saneando su economía (le quedan unos siete millones aproximadamente de deuda pública) y además sube su límite salarial con este traspaso.

La cesión hace un año ya le costó dos millones a Osasuna, pagó por la cesión además de asumir las fichas de Budimir y de Cardona que venía al Mallorca a cambio. El Mallorca una vez el jugador sale por ocho millones tiene además el 25% de una futura venta del jugador.

El idilio de Budimir con el Mallorca se rompió con el descenso de categoría. El internacional no quería salir del equipo nacional y quería estar en la Eurocopa. Sabía que si volvía a Segunda tendría menos opciones. Además, el jugador se enrocó tras no sentirse bien tratado por el Club. El asunto se torció y el jugador forzó la situación para salir a Osasuna. Estas cosas a veces no tienen punto de retorno, aunque si Osasuna no hubiera estado dispuesto a ficharle el jugador tenía asumido volver a la isla y el caso hubiera quedado destinado a reconducirse. Budimir siempre se ha mostrado respetuoso con el Mallorca. Debatir si es buena operación una vez Osasuna paga una cifra tan importante y cuando el jugador prefiere seguir en Pamplona es absurdo porque en primer lugar el Mallorca ya no tenía poder de decisión y en segundo lugar porque se trata de un traspaso muy importante, de los más relevantes de los últimos años.

Poco se recordará estos días en la isla que Budimir llegó por Javier Recio, anterior director deportivo del RCD Mallorca, a coste cero y después del ascenso a un precio más que asequible de 2.1 millones. Hoy sale traspasado por ocho más un 25%.

Como decíamos antes, recuerda a las operaciones del gran RCD Mallorca de Mateo Alemany y Pepe Bonet. Algo que no ocurría hace muchos años. Para que esto ocurra hay que saber detectar el talento antes de que se revalorice, hay que saber detectarlo y fichar claro; aunque no se recordará en demasía porque es políticamente incorrecto hablar bien de los anteriores gestores del Mallorca, ya que ello significaría desdecirse de todas las barbaridades que se dijeron sobre Javier Recio y Maheta Molango.

No reconocerán que el equipo que acaba de ascender a Primera es el equipo que dejaron Recio y Molango, no reconocieron que uno de los fichajes más brillantes de los últimos años, Ante Budimir, fue de Recio, tampoco el de Valjent, el jugador más carismático de la plantilla, tampoco Salva Sevilla, el jugador referencia de los técnicos y adorado por la afición. Cometieron errores, claro que sí, pagaron la novatada recién llegados al primer nivel del fútbol y aunque el mal venía de atrás no fueron capaces de reconducirlo para evitar un traumático descenso a Segunda B. Molango pasó de héroe a villano en poco tiempo. Pero reconstruyeron el equipo e hicieron posible uno de los mejores éxitos de la historia del club con su doble ascenso.
Su autonomía para reforzar el equipo en Primera fue escasísimo, con una propiedad también novata a pesar de su inversión (no repetirán errores este verano seguramente Kohlberg y Sarver), habiendo margen económico para fichar los propietarios dijeron hasta aquí y prefirieron presentar unas cuentas de 17 millones de beneficios, pero con el equipo en Segunda. Y de aquello no fueron culpables Recio y Molango.

Hay que repetirlo una y mil veces porque el despido de Molango en Febrero puso cara al fracaso de la temporada con el descenso a Segunda, pero las cosas hay que ponerlas en su justo contexto. Que cada palo aguante su vela. Molango y Recio cometierion graves errores sobre todo a su llegada pero también grandes aciertos.No es justo omitir una de las dos.

Del Mallorca que ha ascendido, Pablo Ortells ha acertado con Amath Ndiaye (cedido) y los dos laterales izquierdos, Oliván y Cufré. El resto está por ver. Uno de los mejores valores, Antonio Sánchez, ya estaba, el goleador Abdón ya estaba, y casi todo el bloque ya estaba. Ahora es la hora de Pablo Ortells, este verano, la planificación para la vuelta a Primera División. Tendrá algo más de margen y dinero para reforzar el equipo aun siendo todavía muy díficil la tarea por bajo techo salarial que le dará la Liga. Es así la dura realidad de LaLiga para los recién ascendidos. Queda claro que Budimir es una operación de éxito y bien negociada por Ortells, como lo es que Recio hizo un gran trabajo con las condiciones que tenía.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar