COPE

La capital "confinada" de la Ribeira Sacra

Monforte, la segunda ciudad de la provincia, quiere "pasar página" tras unos días aciagos

Rotonda ferroviaria de Monforte de Lemos

Baruk Domínguez

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:29

La ciudad de Monforte de Lemos, segunda población en número de habitantes de la provincia de Lugo, vive días de incertidumbre a raíz de un importante brote de coronavirus que ya afecta a alrededor de un centenar de personas del casco urbano.

Según los datos oficiales de la Consellería de Sanidade, el total de positivos confirmados son 95, pero el alcalde, el socialista José Tomé Roca, sostiene que, en realidad, el brote supera con creces los 100 afectados.

En un principio, se consideró un pequeño repunte localizado, con ocho positivos registrados en un edificio de la céntrica calle Duquesa de Alba, pero los contagios pronto empezaron a crecer de manera exponencial.

Según han señalado los expertos, “el pico aún está por llegar”, seguramente a finales de esta semana o principios de la siguiente.

En Monforte, la capital de la Ribeira Sacra, el mes de julio fue bastante benévolo. La comarca entera “aprovechó” los repuntes de las zonas costeras para situarse con unos muy aceptables datos turísticos, con un 75% de ocupación hotelera.

Esta evolución positiva de los últimos meses significó un respiro importante para los empresarios del sector servicios, el “actual pan” de una ciudad que ha vivido durante muchos años gracias a la industria y el ferrocarril.

De hecho, durante lo más duro de la pandemia, muchos hosteleros monfortinos se vieron obligados a “tirar de la hucha”, pero ante esta segunda oleada algunos han agotado ya las “reservas”.

A principios de semana, coincidiendo con el aumento paulatino de contagios, a numerosos empresarios les “entraron las dudas”, por lo que muchos optaron por hacer pruebas PCR al personal en clínicas privadas.

Tras los primeros tests, incluso aunque la totalidad de sus empleados hubiesen arrojado un resultado negativo, bastantes hosteleros decidieron mantener las puertas cerradas de sus establecimientos durante unos días, con el objetivo de hacer una segunda prueba confirmatoria.

Ahora, buena parte de ellos están pendientes de abrir en las jornadas venideras, dependiendo de cómo salgan las últimas pruebas.

En cuanto a los vecinos “de a pie”, sienten “miedo” y “preocupación” por una situación que algunos ya “se veían venir” tras la llegada de numerosos turistas en el mes de agosto y con la ayuda inestimable de unas temperaturas altas que propiciaron el “abarrote” de las calles y terrazas monfortinas.

Por eso piden “más responsabilidad”, especialmente a las personas más jóvenes, que en Monforte han sido las que han resultado más afectadas por el brote.

Y, en estos días en que debería estar celebrándose la Feria del Libro, el deseo de la ciudad se manifiesta en una sola voz, como una alegoría: pasar página cuanto antes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Con Irene Pozo

Escuchar