• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Tomé será hoy presidente de la Diputación con los votos de socialistas y nacionalistas

La diputada del BNG Maite Ferreiro ejercerá como vicepresidenta del gobierno bipartito

Tomé será hoy presidente de la Diputación con los votos de socialistas y nacionalistas

Ramudo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 06:29

Lugo, 18 de julio.- El alcalde de Monforte de Lemos, José Tomé, será investido hoy presidente de la Diputación de Lugo gracias a los votos de los diputados socialistas y nacionalistas, que suman mayoría absoluta en el pleno de la institución provincial -13 representantes-, después del acuerdo firmado ayer entre ambos partidos para la formación de un gobierno de coalición.

El acuerdo para conformar ese gobierno de coalición quedó cerrado ayer, después de la última reunión que mantuvieron los representantes de PSdeG y BNG para pactar las condiciones del bipartito, a menos de 24 horas del pleno de constitución de la corporación provincial, que se celebra este mediodía.

En el nuevo gobierno bipartito, la nacionalista Maite Ferreiro, que fue la encargada de firmar el pacto con José Tomé, será la vicepresidenta, además de asumir la responsabilidad del área de Cultura, que también lleva en el Ayuntamiento de Lugo.

De momento, salvo en el caso de Maite Ferreiro, no ha trascendido qué competencias llevará cada uno de los diputados del BNG y del PSdeG en este bipartito, que reedita los pactos alcanzados por ambas formaciones en los gobiernos del socialista José Ramón Gómez Besteiro -durante dos mandatos- y en la primera etapa de Darío Campos al frente de la institución, dado que en 2016 se rompió la coalición y los socialistas gobernaron en solitario -en minoría-.

Los socialistas asumirán las competencias en materia de promoción económica y social, innovación y TIC, participación ciudadana y transparencia, educación, economía del conocimiento, igualdad, gestión territorial -con vías, obras y parque móvil-, gobierno interior, asuntos generales y formación, economía, recaudación, hacienda, promoción del territorio y turismo, cooperación y asistencia a los ayuntamientos y medio ambiente.

Por su parte, el BNG llevará deportes, cultura, patrimonio histórico y artístico, artesanía y diseño, normalización lingüística, juventud, medio rural y mar.

Entre los compromisos que figuran en el pacto de gobierno está la disolución de Suplusa, el “adelgazamiento” de la propia institución provincial y la “transferencia” de la mayor cantidad posible “de recursos económicos” a los ayuntamientos de la provincia para que sean las propias entidades locales quienes gestionen ese dinero.

En ese sentido, tanto PSdeG como BNG prevén incrementar la dotación del Plan Único de ayuda a los municipios de la provincia, con un 25% más de asignación presupuestaria al final del mandato que hoy comienza en la Diputación.

Asimismo, ambos partidos se comprometen a mantener la colaboración con el campus universitario de Lugo, con los centros de la Uned, con el tejido asociativo y con el sector agropecuario de la provincia, además de acotar las subvenciones con carácter excepcional al 5% del presupuesto municipal.

Lo más