Santiago

97.1 FM - COPE MÁS 102.1 FM

SANTIAGO

INAUGURACIÓN

Un único local en Santa Uxía para Cáritas de Ribeira

El arzobispo de Santiago asiste este viernes a la inauguración de las nuevas instalaciones

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:03

Aunque llevan ya unas semanas los voluntarios de Cáritas Diocesanas de Ribeira  trabajando en el nuevo local en el que se unifican todos los servicios que presta a los necesitados, será este viernes cuandos e produzca la inauguración oficial de estas instalaciones, con la presencia del arzobispo de Santiago, D. Julián Barrio, junto al director de Cáritas en la Archidiócesis, Anuncio Mouriño y representantes del ayuntamiento junto a organizaciones sociales de la ciudad.

"Queríamos darle la relevancia que se merece y hemos esperado a poder juntar a todos para inaugurar este nuevo local", nos dice el secretario de Cáritas en Ribeira, Manuel Mirás, que valora muy positivamente la acogida que ha tenido este cambio "propuesto en su día, con acertada visión, por el párroco de Santa Uxía,  Alfonso Mera" y que permite que en una única instalación se agrupen los servicios de ropero, el banco de alimentos y la atención al necesitado que, junto a una sala de reuniones y oración, se ubican desde noviembre junto a la iglesia parroquial.

Un cambio que no ha sido el único que se ha producido en la labor de los voluntarios de Cáritas, que hace dos meses decidían abordar una nueva estrategia para acabar con "la cronificación de la pobreza" que observan en cada vez un mayor número de familias atendidas. Para ello se decidió estrechar la colaboración con los Servicios Sociales del Concello, "los verdaderos profesionales de la atención social" y junto a otras asociaciones sociales y religiosas de la ciudad, "abordar la situación desde la perspectiva de la formación laboral de las personas, con cursos de manipulación de productos pesqueros y otros que ya están dando resultado, porque son ya tres las familias que han encontrado trabajo", nos dice satisfecho Manuel Mirás.

El año pasado, Cáritas de Ribeira atendió las necesidades básicas de 198 familias, de las que 48 son emigrantes, sumando unos 700 usuarios, 200 de ellos, menores.  

Lo más