Boletín

gracias

Sor Esther Seoane se despide de Santiago

La responsable de la Cocina Ecónomica seguirá trabajando para los desfavorecidos, pero ahora en León

Las instalaciones de la Cocina económica de Santiago

P. Pájaro

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:36

Sor Esther Seoane se despide de su ciudad natal, Santiago de Compostela.

Para quien no la conozca, se trata de una mujer comprometida con la sociedad y con las necesidades de los más desfavorecidos, desde su juventud.

Ha estado en la última década prestando su tiempo y sabiduría al frente de la cocina económica de Santiago, por la que pasan unas 150 personas de media cada día para comer. Durante la etapa de Sor Esther como responsable de esta institución, se ha llevado a cabo una remodelación de sus instalaciones.

Lleva unos días despidiéndose, de los usuarios, a quienes ayuda y a quienes pide que no se conformen con una vida de mendicidad, sino que luchen por una vida mejor, por un trabajo y por una autonomía personal. También se despide de los voluntarios y de sus compañeros que día a día han estado ahí, sirviendo a las personas sin recursos de la ciudad.

OBJETIVOS

En la Cocina Económica no solo se da un plato de comida caliente a quien no se lo puede permitir. Sor Esther Seoane insiste en que "por formación, soy trabajadora social, siempre me he propuesto que este sea un espacio educativo, en las relaciones humanas, en la responsabilidad, aseo o aspirar a una vida mejor".

Este año se han actualizado los precios, el desayuno y la cena cuestan 50 céntimos y la comida un euro. Desayunan en sus instalaciones unas 50 personas, comen unas 150 y cenan 80 personas de media al día.

Ahora Sor Esther Seoane pone rumbo a León, a la cocina económica de esta ciudad.

HISTORIA DE LA COCINA ECONÓMICA EN SANTIAGO

La Cocina Económica de Santiago, fue promovida por un grupo de notables vecinos de Santiago, en abril de 1891, con el decidido apoyo del alcalde D. Ramón de Andrés García, quien, por acuerdo del Concello hizo una primera aportación de 5.000 pesetas, y facilitó un local provisional (edificio de San Agustín, entrada por el callejón de la Oliveira).

En reunión pública en el Palacio Consistorial a la que asistieron más de 50 personas, se nombró la Comisión Organizadora con fecha 8 de junio de 1891, se abrió una lista de suscripciones económicas, que recaudaron 1.265 pesetas y la primera Junta de Gobierno se celebró el 12 de junio de 1891, nombrando Presidente efectivo el arcipreste y párroco de Santa María del Camino, D. Antonio Ituarte, al que acompañaban Felipe Gutiérrez de la Peña (Vicepresidente), Manuel Moreno García Pan (Tesorero), José Pascual y del Real (Secretario) y Adolfo de la Peña Roffignac (Vicesecretario).

Fue reconocida como Beneficencia particular el 15 de septiembre de 1914 por su Majestad el Rey. Está en posesión de la Medalla de Galicia, en su categoría de bronce, según resolución del 6 de mayo de 1993, y que fue impuesta el 25 de julio del mismo año.

Le fue entregado el Premio Vagalume, que concede el Excmo. Ayuntamiento de Santiago a las Instituciones más destacadas por la labor desarrollada.

Lo más