COPE

María, usuaria del Sillón Solidario: "Mientras estuve sin dientes, estuve sin sonrisa"

Dos usuarios del servicio de odontología solidaria de Cáritas en Santiago nos cuentan cómo les cambió la vida recibir esta ayuda. Esta tarde se reabre la consulta tras la pandemia

Audio

Patricia Iglesias. Redacción COPE Santiago

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:20

María y Pablo estrenaron sonrisa gracias a la solidaridad: es literal, estas dos personas (su nombre es ficticio, para respetar su intimidad) fueron de los primeros usuarios del Sillón Solidario de Cáritas en Santiago. Ella,con apenas 400 euros de pensión, no podía afrontar el gasto de una doble prótesis: "a lo mejor, tengo que volver a que me revisen, porque de un lado me roza un poco", nos cuenta... pero pasar por la consulta del doctor Manuel Gelabert ha sido como ir de la noche al día.

Antes había pedido presupuesto en algún dentista, pero el gasto "era imposible" porque la mitad de lo que ingresa María, se va en pagar el alquiler de la habitación. En Cáritas de A Coruña le informaron de que podía optar al servicio de atención odontológica, y desde allí se vino. "Me han tenido que ayudar para ir, pero siempre hay gente buena", igual que "la del sillón solidario, que debería haber más!". María tiene 68 años y confía en poder volver a trabajar "cuidando a personas mayores", como hizo en el pasado, un tiempo que fueron "los mejores años de su vida". Tiene un 53% de minusvalía y la cosa no está fácil: "sigo necesitando ayuda para salir del hoyo", confiesa

Les agradeceré mientras viva lo que han hecho por mi

PABLO VUELVE ESTA TARDE AL DENTISTA

Otro que solo tiene buenas palabras para la gente del Sillón Solidario y de Cáritas es Pablo."Son profesionales como la copa de un pino, te animan..." asegura alguien que tiene "mucho miedo a las agujas", pero volverá a la consulta esta misma tarde porque tienen que terminar un arreglo que quedó pendiente cuando la pandemia obligó a cerrar el consultorio hace año y medio.

Pablo llegó a Cáritas de la mano de la trabajadora social de la Cocina Económica. Igual que María, él también necesitó prácticamente sustuir la dentadura completa, algo impensable para una persona que tuvo que vivir en la calle durante algún tiempo cuando llegó a Santiago. Lleva 11 años aquí, ha conseguido un trabajo por horas y "va tirando". Nos cuenta que decidió quedarse en nuestra ciudad y no dar más vueltas porque aquí se sintió "más protegido" y "tiene unas amistades fabulosas". "En Barcelona puedes amanecer quemado, puedes amanecer muerto... Aquí,una persona durmiendo en la calle, con otra persona os cubrís las espaldas. Además la gente puede pensar que es un peregrino que está haciendo parada", asegura. "Me he ido abriendo camino"

En Santiago me sentí más protegido, aunque tuve que dormir en la calle

Desde 2015 y hasta que llegó el covid, unas 500 personas pasaron por el Sillón Solidario de Cáritas en Santiago. Centenares de vidas a las que, como a María o Pablo, les han devuelto la sonrisa.





  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo