COPE

Los apicultores piden medidas para que no llegue a Galicia la avispa mandarina

Es natural de Japón y se han detectado ejemplares en China

Los apicultores piden medidas para que no llegue a Galicia la avispa mandarina

A. Varela

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:30

La avispa mandarina es color anaranjado, tiene un carácter agresivo y ha pasado ya de su hábitat natural  en Japón a China. Los apicultores creen que es cuestión de tiempo que pueda llegar también a Europa.

Lo habitual en estos casos es que algún ejemplar se cuele en un barco carguero, y la avispa acabe instalada en hábitats que no son el suyo, como ha ocurrido con la avispa velutina, que es una auténtica plaga en Galicia.

Desde la Asociación de Apicultores piden medidas de control para que eso no ocurra. La avispa mandarina tiene un tamaño de 5 centímetros y se nutre de otros insectos. Se teme además, que como ocurre con la velutina, provoque reacciones alérgicas con su picadura en los humanos.

Los insectos invasores son además un auténtico quebradero de cabeza para los productores de miel. La primera víctima de las avispas de gran tamaño es la abeja autóctona.

LUCHA CONTRA LA VELUTINA

En Galicia se sigue intentando acabar con la avispa velutina, que ha llegado por el Cantábrico y que se ha instalado en casi toda la comunidad. Se hacen trampeos antes de la primavera para acabar con las reinas, se retiran los nidos una vez instalados y se trabaja también con especies como el avispón autóctono para acabar con ellas.

La picadura de la avispa asiática es igual que el de una autóctona, pero puede provocar la muerte a personas alérgicas. Sin ir más lejos, la semana pasada fallecía un hombre de Nigrán, en Pontevedra, después de pasar seis meses ingresado en el hospital. Le habían picado varias avispas cuando estaba ayudando a un familiar con tareas agrícolas y no llegó a recuperarse.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo