• Domingo, 14 de julio 2024
  • ABC

COPE

Recibe 14 puñaladas en una zona de copas de A Coruña por pedirle que no grite: "Son gente violenta"

Vecinos del Orzán reclaman contundencia ante los locales conflictivos y la agresividad de clientela que consume droga

Audio

Así está el Orzán tras el apuñalamiento de un hombre en plena calle

A Coruña

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:56

Hasta 14 puñaladas llegó a recibir un hombre en la Calle Orzán, una de las zonas de copas de A Coruña, por recriminarle a otro el ruido que estaba haciendo. La ciudad gallega sigue muy impactada con este suceso, que tuvo lugar al filo de las 6 de la mañana del pasado viernes y por el que hay cuatro personas detenidas

Según los distintos relatos, los detenidos habían abandonado o habrían sido invitados a abandonar un local que tenía que cerrar. Ya en la calle, quisieron volver a entrar por una chaqueta, a balse de gritos y golpes en la persiana. Un hombre que pasaba por allí les recriminó la actitud y comenzaron a agredirle.

Los testigos que llamaron inmediatamente a la policía local aseguran que lo apuñalaron en dos tandas: una cuando estaba de pie y la otra ya en el suelo. Al llegar los agentes, huyeron del lugar y fueron interceptados en una calle cercana, la Calle Torreiro, donde ofrecieron una fuerte resistencia. Fueron necesarios refuerzos y llegaron a ponerles bridas en las piernas para proceder al arresto.

Los cuatro detenidos ya están en prisión provisional, comunicada y sin fianza, según ha decretado en las últimas horas la jueza de guardia. Todos ellos están investigados por un delito de asesinato, en grado de tentativa o consumado, La víctima ingresó inicialmente en la Unidad de Cuidados Intensivos del CHUAC, con pronóstico grave. Este lunes, ya está en planta y evoluciona favorablemente.

La vida del Orzán por las mañanas

Un mañana cualquiera como la de este lunes, esta parte de la calle Orzán despierta con mucho tráfico y poca gente. Quien pasa por aquí, lo hace con prisa Están de paso para ir al trabajo o llevar a los niños al cole.

Aunque no es la zona de mayor concentración de locales, a un lado y al otro de la calle hay varios pubs y bares. Todos están cerrados después del fin de semana, menos uno que hace esquina con la travesía del Orzán. Quien pase por delante y no conozca A Coruña puede pensar que es un bar normal, porque anuncia bocadillos y comida a buen precio, pero probablemente no sean estos los productos más consumidos por la clientela que está aquí a esta hora.

Desde hace una temporada, los jóvenes de pupilas dilatadas alternan este bar con otro que está enfrente, medio escondido por un andamio. Frente a este local fue donde tuvo lugar el apuñalamiento. Los vecinos cuentan que su horario es tan poco fiable como su clientela. "Hay algún local aquí que he visto que está hasta tres días seguidos abiertos 24 horas" cuenta Teo, un vecino de la zona."

Calle Orzán

Calle Orzán


Incremento de la violencia por las drogas

Este hombre ha perdido la cuenta de las veces que ha llamado a la policía por problemas relacionados con la conflictiva clientela de estos bares "por todo tipo de cosas, agresiones, peleas entre mujeres, peleas entre hombres... de todo". Al final, el ruido es lo que menos le molesta "relativamente", en relación a la "inseguridad". "Son gente violenta, yo soy un hombre de 100 kilos y cambio de acera cuando paso por ciertos sitios porque cualquier día pasa algo", confiesa.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Un poco más lejos de la zona cero, hay otro bar abierto, cerca de la Iglesia Castrense. Aquí, la clientela cambia radicalmente, con gente que toma el café antes de entrar al trabajo o algún jubilado que viene a leer el periódico a esta hora. Detrás de la barra, Pepe cree que los incidentes son aislados y nada comparado con lo que era el Orzán hace unos años.

"Antes era mucho peor", recuerda, aunque admite que hoy en día todavía se produce algún "accidente". Cuando le viene algún noctámbulo rezagado, intenta echarlo de la mejor de las maneras. "Si me piden copas, ya no les sirvo", asegura.

En una de las mesas, Carlos repasa la prensa. Ya su edad y vive en lo que se consideraría centro neurálgico de la marcha en el Orzán. De un tiempo a esta parte, está mucho más tranquilo, por el cierre del Grietax. Con este pub, sí que sufría molestias día sí, día también. "Era horrible", recuerda.

Sin embargo, otra gente ve en la agresión algo totalmente inusual. Viven en el entorno del Orzán y ni un suceso como este les va a quitar el convencimiento de que es una zona céntrica y tranquila. " Nunca he visto follones, ni siquiera los fines de semana, cuando después ves que hay gente como esta rezagada de fiesta", subraya Marisa. Otro hombre, por su parte, considera que, dentro de lo que cabe, viven "tranquilos". "No nos parece un sitio inseguro", mantiene.

Tras este suceso, la asociación vecinal del Orzán ha demandada "tolerancia cero" con los locales conflictivos y piden su clausura definitiva. Subrayan que, supuestamente, el bar frente al que se produjo el apuñalamiento había cerrado unos días antes por tenencia y tráfico de drogas,




Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo