• Jueves, 23 de mayo 2024
  • ABC

COPE

La espada encontrada en Ciutat Vella en 1994 es de la época islámica

La espada apareció clavada en el suelo en una casa de época islàmica ubicada en la calle del Historiador Chabàs

ctv-mz8-0422-espasa-islmica-5
Isabel Moreno
Redactora de COPE Valencia

València

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:54

El Servicio de Arqueología (SIAM) del Ayuntamiento de València ha datado como islámica una espada localizada en la calle del Historiador Chabàs, en el barrio de la Seu, en 1994. Se trata de una espada del siglo X que fue localizada en una casa islámica y en un contexto doméstico. El arma estaba clavada de pie en el interior de una fosa, que había sido colmatada con otros materiales. Esta circunstancia ha hecho que los técnicos la denominen Excálibur. La casa donde aparece el arma estaba ubicada al norte del antiguo foro romano, en una zona que ha sido ocupada por las sucesivas culturas de la ciudad a lo largo de la Historia.

ctv-lz3-0422-espasa-islmica-4



Excálibur es una espada corta de hierro que mide 46 centímetros con un puño ornado con placas de bronce y pequeñas escotaduras que favorecían el manejo. La hoja, de tamaño moderado, se curva ligeramente hacia la punta, lo que ha generado cierta confusión sobre la exacta cronología puesto que las espadas visigodas presentaban una forma parecida. Los estratos sedimentarios, sin embargo, permiten datarla en época islámica. El tamaño del arma y la ausencia de una guarda para la mano sugieren que podría haber sido empleada por un jinete de la época califal andalusí. Es probable también que sea una evolución de los modelos visigóticos pero, para los técnicos municipales, no hay duda de que pertenece al período islámico de Balansiya.

Es la primera espada islámica que aparece en la ciudad y solo hay una parecida que fue encontrada en las excavaciones de Medina Azahara, la ciudad califal de Abderramán III, en Córdoba. Además, las espadas bien conservadas de esta época son escasas en España y más todavía en la ciudad de València, donde las características del suelo dificultan la conservación.

La espada, que ha sido restaurada, ha podido ser datada en el marco de la beca de arqueología que, anualmente, convoca el Ayuntamiento de València. En la edición 2023-2024, la beca ha estado dedicada íntegramente al análisis de objetos metálicos. El hecho de que el beneficiario de esta beca sea un arqueólogo especializado en metales ha favorecido la datación exacta de la espada.

El concejal de Acción Cultural, Patrimonio y Recursos Culturales, José Luis Moreno, ha asegurado que “gracias a la beca de arqueología que convoca el Ayuntamiento de València, el arqueólogo José Miguel Osuna está realizando un estudio minucioso de análisis de objetos metálicos que van de la época romana a la etapa bajomedieval y donde ha salido a la luz un hallazgo nuevo y excepcional, que hemos denominado la Excálibur de Roc Chabàs para ser muy parecida a la espada legendaria del rey Arturo”. Según el concejal, “esta espada tiene un diseño único que le otorga un gran valor arqueológico y patrimonial, así que tenemos un nuevo tesoro en esta Excálibur islámica y un legado histórico de la antigua Balansiya”.

El análisis de la pieza también se enmarca en los trabajos de catalogación y revisión que el Servicio de Arqueología municipal está realizando con motivo de su 75 aniversario, que se celebra en este 2024, y que culminará en una muestra que podrá verse después del verano en la sala de exposiciones de la Casa Consistorial.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2